Más inundaciones en Houston por tormentas

Gran parte de Texas registró inundaciones el martes, cuando tormentas arrojaron casi otro pie de agua (0,3 metros) en el área de Houston, lo que dejó varados a centenares de automovilistas y cubrió las usualmente congestionadas autopistas de la cuarta mayor ciudad del país.

En tanto, equipos de recuperación reanudaron la búsqueda de al menos 13 personas que seguían desaparecidas, incluyendo un grupo que desapareció luego de que la corriente de un río arrancase de sus cimientos una casa vacacional, que se estrelló contra un puente río abajo.

Se reportaron varias muertes más: cuatro en Houston y cuatro en el centro de Texas. Eso elevó a 17 el total de muertes causadas por las tormentas del fin de semana largo en Texas y Oklahoma.

En México, las autoridades continúan con la búsqueda de víctimas y evaluando los daños luego de que un tornado azotara la urbe fronteriza de Ciudad Acuña, con un saldo de 13 muertos.

En Houston, el nivel de las aguas subió considerablemente por la madrugada, cuando cayeron unas 11 pulgadas (28 centímetros) de lluvia, la mayor parte en espacio de seis horas. Para el martes por la noche, la mayoría de los ríos había regresado a su cauce normal.

Las crecidas afectaron casi todas las partes de la ciudad y paralizaron algunas áreas. Bomberos realizaron más de 500 rescates en las aguas, la mayoría de automovilistas varados. Al menos 2.500 vehículos fueron abandonados por automovilistas que se fueron a tierras más altas, dijeron funcionarios.

"Dada la magnitud y lo rápido que sucedió, en un periodo tan corto, nunca he visto nada semejante", dijo Rick Flanagan, coordinador de emergencias de Houston.

Las lluvias amenazan con quedarse en el área. El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó entre 20% y 40% de probabilidades de tormentas el resto de la semana en Houston.

La inundación obligó a cerrar varias carreteras, y las que permanecieron abiertas se volvieron caóticas.

La Interestatal 45, cerca del centro de la ciudad, tenía hileras de autos que se extendían por millas durante la mañana, y un puñado de automovilistas condujeron en sentido contrario para evadir las aguas.

Una portavoz del distrito de inundaciones del condado Harris, que incluye a Houston, dijo que hasta 700 viviendas sufrieron daños de algún tipo.

El peor daño provocado por las inundaciones se dio en Wimberley, un popular pueblo turístico a las orillas del Río Blanco, en el corredor entre Austin y San Antonio. Fue ahí donde las corrientes se llevaron la casa de veraneo.

El "componente de búsqueda" de la misión finalizó la noche del lunes, lo que significa que no se espera que se encuentre a más sobrevivientes entre los escombros de las inundaciones, aclaró Trey Hatt, vocero del Centro de Operaciones de Emergencia del Condado Hays.

___

Los periodistas de la Associated Press David Warren y Jamie Stengle en Dallas y el fotógrafo David J. Phillip en Houston contribuyeron.