Volcán Tungurahua mantiene erupción en Ecuador

La actividad eruptiva del volcán Tungurahua, en el centro andino del país, se mantiene el lunes en un nivel de moderado a alto, luego de que el domingo produjera una potente explosión que expulsó abundante ceniza y generó gases incandescentes que bajaron por sus laderas.

El instituto Geofísico de la Escuela Politécnica, señaló que "la actividad del volcán se mantiene de moderada a alta... no hay observaciones debido a las malas condiciones climáticas".

Añadió que "después de la erupción registrada el domingo... el volcán ha permanecido parcialmente nublado y entre la nubosidad se ha observado emisiones de vapor de agua con algún contenido de ceniza".

La directora regional de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, Lourdes Mayorga, dijo a The Associated Press que "el volcán entró en una relativa calma, pero obviamente la actividad interna continúa mediante emisiones esporádicas de vapor y ceniza moderadas. Que el volcán esté en relativa calma no quiere decir que el riesgo haya pasado".

Sobre los 200 pobladores que fueron evacuados el domingo, destacó que "hay personas que trabajan habitualmente en la zona aledaña al volcán, y cuando se producen estos pulsos se movilizan a zonas seguras. Ellos en la noche salen de la zona de riesgo y en la mañana regresan a sus lugares de trabajo, para lo cual cuentan con apoyo de camiones del ejército".

El domingo el Tungurahua produjo una explosión que fue escuchada en varias ciudades como Riobamba, Ambato y Guayaquil (localizada  a unos 250 kilómetros de la montaña), también una enorme columna de humo y ceniza de 5,1 kilómetros de altura que fue vista desde la capital, 140 kilómetros al norte del coloso, y desde la provincia de Manabí a unos 350 kilómetros en el litoral de Ecuador.

El volcán Tungurahua, de 5.023 metros de altura sobre el nivel del mar y que permanece activo desde 1999, registró una erupción en 2006 que dejó cuatro muertos, dos desaparecidos y pérdidas económicas en zonas agropecuarias.