El derechista Duda gana la elección presidencial en Polonia

El candidato conservador Andrzej Duda, opositor de derecha, ganó las elecciones presidenciales en Polonia, superando al partido en el gobierno durante la segunda vuelta de las votaciones.

Los resultados oficiales de las elecciones mostraron que Duda --miembro de derecha en el Parlamento Europeo-- obtuvo el 51,55% de los votos, informó el lunes la Comisión Electoral Estatal.

El presidente Bronislaw Komorowski --aliado con Plataforma Cívica, en el gobierno y con enfoque pro empresarial-- obtuvo el 48,45% de los votos en la elección del domingo.

Hubo una participación del 55,34% de la población de más de 37 millones de personas. Duda, un abogado de 43 años con experiencia gubernamental, tomará posesión en agosto.

El triunfo de Duda es una seria llamada de atención para el partido gobernante antes de las elecciones parlamentarias de otoño (boreal) próximo.

Los electores polacos enviaron un mensaje claro sobre su descontento con la dirección que ha tomado el país, y retiraron al presidente a pesar de los años de crecimiento económico y estabilidad sin precedentes.

El triunfo de Duda podría llevar a un gran cambio político en la sexta economía de la Unión Europea, una nación que ha podido aumentar su peso en Europa a pesar de no ser uno de los 19 países de la eurozona. La influencia de Polonia ha quedado en claro por el hecho de que uno de sus compatriotas, Donald Tusk, encabeza el Consejo Europeo en Bruselas.

El cambio en el ambiente político también podría señalar el regreso al poder del partido conservador de Duda, Ley y Justicia en las elecciones parlamentarias. Esto podría afianzar el movimiento de Polonia a la derecha, crear una nueva dinámica con otros países europeos y posiblemente generar un clima menos atractivo para los inversionistas extranjeros.

Ley y Justicia se presenta como un protector de aquellos que no se han beneficiado por la transformación capitalista y como defensor de los intereses nacionales en el extranjero. Es incondicional con Estados Unidos, pero a veces tiene una postura desafiante con sus vecinos europeos, lo que ha creado tensiones con la Unión Europea y Alemania.

Duda dijo que quiere nuevos impuestos para los bancos extranjeros y supermercados con el fin de proteger los intereses polacos, lo que sugiere un manejo similar al del primer ministro húngaro Viktor Orban. También ha dicho que quiere que Polonia recupere el control de los bancos.

Los simpatizantes del partido han celebrado desde que la aparente victoria de Duda fue anunciada el domingo. Dijeron que el partido hará mucho para ayudar al gran número de polacos que no se ha beneficiado del crecimiento económico, aquellos que padecen sueldos bajos e inseguridad laboral, a pesar de un cuarto de siglo de crecimiento. En los discursos de su campaña Duda solía hablar de esos 2 millones de polacos que se marcharon del país en la última década para buscar mejores oportunidades en el extranjero.

Duda dijo el lunes que planea retirarse de Ley y Justicia, siguiendo la tradición de los presidentes polacos que rompen su relación formal con sus partidos para representar a todo el país.

___

Los periodistas de The Associated Press Monika Scislowska en Varsovia y Lynn Berry en Moscú contribuyeron para este despacho.