Cazadores furtivos atacan a una rinoceronte sudafricana

Un grupo de cazadores furtivos en Sudáfrica lanzaron dardos con un tranquilizante a una rinoceronte y le cortaron sus cuernos mientras estaba sedada, dejando al animal con una horrible herida en su rostro. Días después trabajadores de una reserva natural encontraron a la rinoceronte gravemente herida, pero viva. Le pusieron el nombre de "Hope" (Esperanza).

Un grupo de veterinarios operó la semana pasada a la hembra de cuatro años, una de las pocas sobrevivientes de este tipo de ataques de cazadores que tan solo el año pasado mataron a más de 1.200 rinocerontes en Sudáfrica, donde vive la mayor población de estos animales.

Le quitaron parásitos y tejido muerto, además de que le pusieron una cubierta de fibra de vidrio sujetada con tornillos de acero. La herida mide 50 por 28 centímetros (19 por 11 pulgadas). Es el más grave de 10 casos similares que el equipo ha atendido en los últimos tres años.

"Si podemos salvar a 'Hope' ella puede tener más crías y habrá contribuido a la supervivencia de la especie", dijo el doctor Gerhard Steenkamp, veterinario de la Universidad de Pretoria. Steenkamp es miembro de Saving the Survivors (Salvando a los sobrevivientes), un grupo sudafricano que atiende rinocerontes con heridas de bala, extracciones faciales y otro tipo de heridas que les hacen los cazadores.

La demanda de cuernos de rinoceronte es alta en Asia, donde se considera un símbolo de estatus y la cura para enfermedades, a pesar de la falta de pruebas que lo demuestren.

Hope fue atacada en Lombardini, una reserva natural en la provincia de Cabo Este donde se han cazado varios rinocerontes recientemente.

El hueso nasal de Hope tuvo una fractura grave y le retiraron parte de él, por lo que quedaron expuestas sus cavidades nasales. La cirugía se realizó el 18 de mayo después de que la rinoceronte fue transferida a otra reserva. A Hope le podría tomar un año recuperarse tras múltiples tratamientos, dijo Steenkamp.

El tratamiento de Lion's Den, un rinoceronte con una herida similar pero menos grave, costó 75.000 dólares. Thandi, una rinoceronte a la que le quitaron sus cuernos en 2012, se recuperó y dio a luz en enero de 2012 de acuerdo con Saving the Survivors.

La vocera del grupo Suzanne Boswell dijo el lunes que Hope: "Está bastante bien".