Sharapova y Murray sortean la primera valla en Francia

Maria Sharapova no pareció inmutarse por los abucheos que escuchó al salir de la cancha central de Roland Garros el lunes por no hacer declaraciones al final del partido.

Tenía razones para no hacerlo porque está agripada y durante el partido sufrió accesos de tos, pero eso no impidió que venciera a Kaia Kanepi 6-2, 6-4. El partido fue más disputado de lo que el marcador indica.

"Entiendo perfectamente. Todos quieren entrevistas posteriores al partido y escuchar unas pocas respuestas", dijo Sharapova. "Es absolutamente normal. No tengo pretextos pero había cosas que hacer".

Sharapova, segunda preclasificada, trata de convertirse en la primera mujer en revalidar el título desde Justine Henin, quien lo hizo en 2007, pero cometió 21 errores no forzados y sufrió quiebres de saque en cada set a consecuencia de los fuertes tiros rasos de la estonia.

La estadounidense Venus Williams, quien con 34 años arrancó como la jugadora más veterana del cuadro femenino, fue eliminada en la primera ronda por su compatriota Sloane Stephens.

Una derrota de la mayor de las hermanas Williams en la primera ronda de los Grand Slams ya dejó de ser inusual. Para Venus, 15ta cabeza de serie, fue la segunda vez en tres años que pierde en el debut en Roland Garros.

También fue la quinta vez en las últimas 13 grandes citas que se despide a las primeras de cambio. Antes de ese lapso, sólo había perdido una vez en 37 grandes.

Williams no compareció ante la prensa y se limitó a difundir una declaración de cinco oraciones: "Ella jugó mejor que yo".

En el cuadro masculino, el tercer preclasificado Andy Murray jugó con su anillo de matrimonio atado en sus zapatillas y se impuso sin complicaciones al argentino Facundo Argüello por 6-3, 6-3, 6-1.

El checo Tomas Berdych comenzó su recorrido en busca de su primer título de Grand Slam con un fácil triunfo de 6-0, 7-5, 6-3 sobre el juvenil japonés Yoshihito Nishioka.

En una era dominada por Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer y Murray a veces parece imposible ganar un grande, pero Berdych no renuncia a las esperanzas.

"Me siento bien físicamente, con fortaleza mental y ese es el mejor arranque que puedo tener", dijo Berdych.

Dentro del contigente latinoamericano, los argentinos Juan Mónaco y Diego Schwartzman; el uruguayo Pablo Cuevas, el colombiano Santiago Giraldo y el brasileño Thomaz Bellucci avanzaron a la segunda ronda. La puertorriqueña Mónica Puig y la paraguaya Verónica Cepede Royg quedaron fuera.

Cuevas, 21er preclasificado, doblegó 6-7 (5), 6-3, 6-3, 6-3 al sacador australiano Sam Groth; Mónaco ganó una pulseada de cinco sets entre argentinos al imponerse 6-7 (4), 6-2, 6-1, 6-7 (6), 6-2 ante Federico Delbonis; Schwartzman doblegó 6-3, 5-7, 6-3, 7-6 (5) al austríaco Andreas Haider-Maurer; Giraldo se deshizo 6-4, 7-5, 6-3 del estadounidense Donald Young; y Bellucci despachó 6-1, 6-2, 6-4 al australiano Marinko Matosevic.

Por segundo año seguido, Puig tuvo debut y despedida al sucumbir 6-3, 6-2 ante la alemana Sabine Lisicki. En su debut en el cuadro principal de un grande, Cepede Royg perdió 2-6, 6-4, 6-2 ante la veterana francesa Virginie Razzano.

Sólo cinco de los 28 preclasificados que debutaron el lunes no pudieron sobrevivir.

Dos sucumbieron en la rama masculina: el español Feliciano López (11), quien perdió en sets corridos ante el ruso Teymuraz Gabashvili, y el francés Adrien Mannarino (30).

Las mujeres que dijeron adiós fueron la polaca Agnieszka Radwanska (14) y la checa Barbora Strycova (22)

La española Carla Suárez Navarro mantuvo su buena forma y pasó a segunda ronda gracias a su victoria de 6-2, 6-2 sobre la rumana Monica Niculescu. La octava cabeza de serie podría verse en cuartos de final ante Sharapova, con quien perdió la final del Abierto de Italia hace un par de semanas.

"Este año me siento mucho más confiada que el anterior", dijo Suárez Navarro, que quedó entre las ocho mejores el año pasado. "Una de las grandes diferencias entre este año y el anterior es la mentalidad. Sé lo que estoy haciendo".