Primer ministro esboza quién podrá votar en referendo

El primer ministro británico esbozó quién podrá votar en el referendo sobre si el país debe o no permanecer en la Unión Europea, optando por reglas que excluyen a la mayoría de los votantes de las 28 naciones del bloque que viven en el Reino Unido.

El primer ministro David Cameron anunció los parámetros antes de introducir la legislación el jueves en el Parlamento para organizar la votación.

Sus planes incluyen además una gira por las capitales europeas para apremiar su postura de que la UE necesita ser reformada, esperando que la venidera votación se enfoque en recordar que Gran Bretaña está determinada en promulgar el cambio. Cameron planea viajar esta semana a Dinamarca, Holanda, Francia, Polonia y Alemania como parte de sus esfuerzos para hablar con los líderes de los Estados miembros de la Unión Europea antes de la reunión del Consejo Europeo a fines del próximo mes.

Bajo la medida del referéndum, la votación estará abierta a los mismos votantes a quienes se permite sufragar normalmente en las elecciones británicas, a diferencia de los reglamentos que son utilizados para las elecciones del Parlamento Europeo. Las normas excluirían, por ejemplo, a un ciudadano francés que trabaja en Londres, pero no a ciudadanos del Commonwealth y a ciudadanos de la República de Irlanda que son elegibles para votar si están registrados. Los ciudadanos británicos que residen en el extranjero desde hace menos de 15 años también podrán votar.

La cuestión es importante porque muchos ciudadanos de la UE no británicos viven en Gran Bretaña: casi 2,8 millones. Algunos han argumentado que deberían tener derecho a votar en algo que es esencial para su futuro.

Habría excepciones, lo más notable es respecto a Gibraltar, un territorio británico. Aunque está ubicada en la punta de la Península Ibérica, Gibraltar desea de manera resuelta permanecer separada de España, aunque la opinión pública ha sido resueltamente a favor de la UE.

El Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, elogió a Cameron por ser "fiel a su palabra" al otorgar a los residentes del territorio la oportunidad de votar.

"Como parte británica de la UE, nuestra voz será escuchada como parte de la otorgación de derechos políticos para este seminal ejercicio en democracia", señaló en un comunicado. "Estamos trabajando de manera cercana con el primer ministro y su gobierno para asegurar que el entramado necesario para el referendo sobre la UE esté montado en Gibraltar al mismo tiempo que en Reino Unido".