Aerolíneas nigerianas cancelan vuelos; escasea combustible

Las aerolíneas nigerianas cancelaron numerosos vuelos el sábado al acentuarse la escasez de combustible que ha durado muchos meses, agravada ahora con la interrupción de las entregas debido a una huelga en el mayor productor petrolero de África.

Numerosos vehículos tampoco circularon por tierra. El sábado, las avenidas ordinariamente bulliciosas registraban poco tránsito y las gasolineras estaban cerradas en Lagos, una metrópolis de 20 millones de habitantes.

El propietario de una gasolinera dijo que tenía combustible pero los huelguistas amenazaron con incendiar cualquier establecimiento que haga ventas. El empresario solicitó el anonimato por temor a represalias.

La policía ha comenzado a arrestar a quienes venden combustibles en el mercado negro. Algunas personas lo ofrecen al lado de calles o caminos a precios que cuadruplican el importe controlado de 87 nairas (40 centavos de dólar) el litro.

El caos prevalecía en las estaciones de autobuses, donde los vehículos permanecían estacionados así como en el aeropuerto internacional Murtala Muhammad de Lagos, donde hubo cancelación de vuelos.

"Todos los vuelos fueron suspendidos o cancelados. No hay combustible. Estoy sentado aquí desde las 6 de la mañana", fue la queja de una persona en Twitter.

El portavoz de la aerolínea Aero Contractors, Simon Tunde, dijo desconocer el número de vuelos cancelados.

La aerolínea ofreció una disculpa en su página de internet y dijo que "debido a la escasez de combustible jet-A1... ninguno de nuestros vuelos operará con la regularidad programada".

La semana pasada, pasajeros de Air France y Kenya Airways dijeron que ambas aerolíneas desviaron sus vuelos a Dakar, Senegal, y Cotonú, Benín, para reabastecerse de combustible en su trayecto a París y Nairobi porque no había combustible disponible en Lagos.