Incautan cámaras de vigilancia de narcos en norte de México

Un cártel de las drogas en el estado norteño de Tamaulipas utilizó al menos 39 cámaras de vigilancia para monitorear los desplazamientos de las autoridades en la ciudad fronteriza de Reynosa, informaron el viernes funcionarios mexicanos.

Las cámaras recibían energía de líneas eléctricas ubicadas encima de las calles, y se conectaban a internet a través de cables telefónicos a lo largo de los mismos postes, de acuerdo con un comunicado de las autoridades estatales. Las cámaras incluían módems y tenían la capacidad de operar en forma inalámbrica o a través de líneas de proveedores comerciales.

La divulgación del hallazgo se produjo un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto visitó la ciudad, pero las autoridades dijeron que las cámaras fueron incautadas el lunes y el martes.

Varias de las cámaras estaban enfocadas hacia una base del ejército, mientras que otras capturaban los movimientos afuera de un puesto de la armada, las oficinas de la Procuraduría General de la República y la policía estatal, así como centros comerciales, avenidas importantes y algunos vecindarios.

Los dispositivos se identificaron después de que las propias cámaras de seguridad de las autoridades detectaran a personas sospechosas haciendo instalaciones en postes, indicó una fuente del grupo de coordinación de seguridad estatal que insistió en el anonimato porque no estaba autorizada a dar detalles del caso.

Una vez que los miembros del cártel se percataron de que las autoridades habían descubierto su red, quitaron 18 cámaras antes de que los funcionarios pudieran incautarlas, señaló el comunicado.

Las autoridades no proporcionaron el nombre del cártel. Pero Reynosa, que se encuentra al otro lado del río Bravo frente a McAllen, Texas, ha sido escenario de violencia intensa en los últimos meses entre presuntas facciones del Cártel del Golfo.

Desde hace tiempo los cárteles han empleado a "halcones", individuos ubicados estratégicamente en los territorios que dominan, con el fin de monitorear los movimientos de las autoridades y de narcotraficantes rivales. La red de vigilancia con cámaras podría ser simplemente un avance tecnológico fundamentado en la misma idea, y uno que está siendo utilizado cada vez más por gobiernos de todo el mundo para combatir la delincuencia.

Durante años, los cárteles han erigido sus propias redes de comunicación en el área fronteriza, con todo y antenas. Desde que comenzó el año, las autoridades mexicanas han incautado 55 antenas de radiocomunicación entre las ciudades fronterizas de Matamoros y Miguel Alemán.