Arpaio pretende retiro de juez de caso en su contra

Un asediado jefe policial de Arizona pidió el viernes a un juez federal que se excuse de un caso de encasillamiento racial al señalar que las preguntas hechas durante una audiencia reciente han creado la percepción de parcialidad.

La petición hecha por el jefe policial del condado Maricopa, Joe Arpaio, se da semanas antes de que se efectúen las audiencias por desacato que podrían llevar a una mayor vigilancia y multas contra el agente del orden público conocido a nivel nacional por las políticas antiinmigrantes y por las duras condiciones en prisiones del condado.

El juez federal de distrito Murray Snow falló en 2013 que la oficina del jefe policial ha encasillado sistemáticamente a los hispanos en sus operativos regulares de tráfico y en los de inmigración.

Snow ha estado presidiendo audiencias relacionadas con sus órdenes en esa decisión, que Arpaio reconoció haber infringido. Pero los abogados de Arpaio dijeron que otro juez debería ser asignado al caso, dado que existe la percepción de que Snow tiene un interés personal en el caso.

Los abogados del jefe policial dijeron que Snow preguntó a Arpaio sobre una pesquisa secreta que examinó una supuesta declaración de la esposa del juez. De acuerdo con reportes de prensa, la esposa de Snow dijo en una ocasión que el juez no quería que Arpaio ganara la reelección, si bien no queda claro si ella hizo tales declaraciones.

"Ninguna persona razonable con conocimiento de los hechos puede negar que el juez Snow ahora investiga y preside respecto a asuntos que involucran a su propia familia", escribieron los abogados de Arpaio en un documento presentado en la corte.

Los abogados de la parte demandante contra Arpaio sostuvieron que la petición no es nada más que una táctica para postergar el caso.

"El momento en que se presenta esta moción resulta sospechoso", dijo la abogada de la organización Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), Cecillia Wang.

Agregaron que Arpaio solicitó la pesquisa y ahora desea usarla para justificar el retraso de la audiencia por desacato que representa los problemas legales más escabrosos de sus 22 años en el cargo, los cuales están marcados por demandas legales y acusaciones.

Snow ha solicitado informes legales al respecto, que se esperan para principios del próximo mes.

No queda claro cuándo se dará un fallo, pero la petición frena todo litigio en el caso de encasillamiento racial hasta que se resuelva la situación.