Fuerte enfrentamiento en frontera Jalisco-Michoacán

Dos funcionarios federales confirmaron que el viernes que se desencadenó un fuerte enfrentamiento en la zona fronteriza entre los estados de Michoacán y Jalisco, al occidente del país, un bastión del crimen organizado, donde uno de los cárteles más activos es el de Jalisco Nueva Generación.

Uno de los funcionarios, cuya identidad mantenemos en el anonimato porque no tiene permitido hablar con la prensa, indicó a The Associated Press que se trató de una emboscada de presuntos criminales contra miembros de la Policía Federal y del ejército.

Entre Michoacán y Jalisco, el cartel Jalisco Nueva Generación ha realizado varios ataques a gran escala contra fuerzas federales y estatales en las últimas semanas.

El segundo oficial, que pidió también el anonimato por la misma circunstancia, solo confirmó que el enfrentamiento había sido de gran escala. Ambos funcionarios confirmaron que ha habido decesos pero no pudieron concretar la cantidad de personas muertas.

También dijeron que altos funcionarios del gabinete de seguridad de Enrique Peña Nieto viajan en estos momentos a la zona, un área que ha sido escena de fuertes acciones del crimen organizado en los últimos años y donde se encontraron más de medio centenar de cadáveres en fosas clandestinas. La zona también ha padecido decenas de asesinatos políticos.

Según un informe interno que circuló el viernes entre los efectivos de la Policía Federal, firmado por el Mando en Jalisco y al que tuvo acceso la AP, el enfrentamiento tuvo lugar hacia las ocho de la mañana del viernes cerca del municipio de La Barca.

Dicho informe indica que varios agentes federales fueron "agredidos" y que, de forma inmediata, se envió a la zona personal del grupo de Operaciones Especiales y un helicóptero Black Hawk.

Un contingente de armas fue incautado en el operativo incluyendo un lanza cohetes.

Aunque no hubo confirmación inmediata de si el cartel Jalisco Nueva Generación estuvo involucrado en el tiroteo del viernes, el grupo ha estado involucrado en los ataques más mortíferos en contra de la fuerza pública en los últimos meses.