El Salvador: subteniente muere en ataque armado de pandillas

Un subteniente de la fuerza armada murió en una zona rural al norte de El Salvador en un enfrentamiento con pandillas, mientras las autoridades reportaron el jueves la captura de 13 delincuentes y la incautación de uniformes militares en el oriente del país.

La Fiscalía General de la República informó que en el enfrentamiento la noche del miércoles también murieron dos pandilleros que abrieron fuego contra los militares cuando les hicieron señal de alto en el municipio de Aguilares, departamento de San Salvador, a 32 kilómetros al norte de la capital.

El subteniente, que no fue identificado, resultó herido durante el intercambio de disparos y fue trasladado al hospital militar en San Salvador, donde falleció.

Fuerzas combinadas de la policía y del ejército desplegaron un operativo en la zona en persecución de los delincuentes.

La Fiscalía también reportó la captura el jueves de 13 delincuentes en la jurisdicción de San Francisco Gotera, departamento de Morazán, 168 kilómetros al nordeste de la capital, acusados de los delitos de homicidio y agrupaciones ilícitas. Durante el operativo se incautaron varios uniformes militares.

En las últimas semanas se ha registrado un repunte de la violencia, en su mayoría generada por las maras o pandillas. Según cifras de la policía y del estatal Instituto de Medicina Legal se han elevado las cifras de homicidios.

Medicina Legal reportó que desde el viernes 15 hasta las primeras horas del lunes 18 de mayo había registrado 78 homicidios.

El director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que en lo que va del año hasta el 18 de mayo se han registrado 1.887 homicidios, con un promedio diario de 13 muertes violentas.

El comisionado de Seguridad del gobierno salvadoreño, Hato Hasbun, sostuvo que el incremento de los homicidios es para llamar la atención de las delegaciones internacionales que asistirán a los actos de beatificación de monseñor Oscar Romero.

Según las autoridades, las pandillas con presencia en barrios populares y pobres están involucradas en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.