OMS: el cólera mata a 30 refugiados de Burundi en Tanzania

Un brote de cólera mató a por lo menos 30 personas en un campamento de refugiados burundianos en Tanzania, informó el jueves un funcionario de la Organización Mundial de la Salud, poniendo de manifiesto las circunstancias dolorosas de quienes huyen de las crisis políticas.

El cólera es una amenaza constante a medida que centenares de personas huyen todos los días de Burundi en medio de la violencia causada por la postulación del presidente a un tercer término, dijo el doctor Alphoncina Nanai a The Associated Press por teléfono desde Tanzania.

El cólera es una enfermedad altamente contagiosa que causa diarrea, provoca una deshidratación severa y posiblemente la muerte. También se han confirmado casos de diarrea aguda entre los refugiados, que incluyen muchas mujeres y niños.

Una "crisis humanitaria grave" se está produciendo en Tanzania debido al influjo de refugiados de Burundi que desborda las clínicas e instalaciones sanitarias en el área, advirtió la OMS. Dijo que entre 500 y 2.000 personas llegan diariamente desde Burundi a Kagunga, una pequeña aldea pesquera en las costas del Lago Tanganika.

Kagunga tenía 11.382 habitantes y desde abril ha superado los 90.000, dijo la OMS en una declaración. No hay suficiente agua potable para todos.

Como Kagunga está rodeada por montañas, los refugiados deben aguardar hasta abordar un barco centenario y hacer el viaje de tres horas hasta el puerto de Kigoma, dijo el martes el Comité Internacional de Rescate. El barco transporta 600 pasajeros dos veces por día, dejando a los que quedan detrás en condiciones atestadas y antihigiénicas, según el grupo.

Los manifestantes en Bujumbura, la capital de Burundi, dijeron que seguirán protestando hasta que el presidente Pierre Nkurunziza deje el poder al término de su segundo período. La policía ha utilizado municiones y gases lacrimógenos para dispersar las turbas de manifestantes y los observadores han instado al gobierno a no lanzar ataques como venganza por un intento golpista fallido de algunos militares para derrocar al presidente.

La Constitución de Burundi establece que el presidente puede ser elegido por voto popular por un período de cinco años con una sola reelección. Nkurunziza sostiene que puede presentarse a un tercer mandato porque el parlamento lo eligió para el primero. Los oponentes dicen que el tercer período viola la Constitución y los acuerdos de paz que pusieron fin a una guerra civil.