Muere siamesa en Bolivia

Una siamesa murió después que el domingo un equipo médico boliviano realizó una cirugía para separarla de su hermana con la que estaba unida por el hígado, estómago y otros órganos.

La siamesa de cuatro meses murió en la víspera por una disfunción de sus órganos, su corazón no resistió y entró en shock, informó Carlos Brockmam, médico del equipo de 29 galenos que estuvieron a cargo de la cirugía de separación de las hermanas en la región central de Cochabamba.

La beba tenía malformaciones en la cabeza que le provocó una hidrocefalia, además de tener una cardiopatía compleja al tener el corazón al revés.

"A pesar del esfuerzo realizado no fue posible mantenerla y el corazón dejó de latir", explicó Brockman.

Mientras la otra niña tiene mejorías notorias aunque aún depende de un ventilador que le ayuda a respirar.

Las niñas fueron separadas el domingo a raíz de las malformaciones y la hidrocefalia de la siamesa que estaba en crítico estado de salud.