Muere ciclista apuñalado cerca de sede olímpica en Rio

El alcalde Eduardo Paes expresó el miércoles su confianza en las medidas de seguridad que se aplicarán para los Juegos Olímpicos del año próximo en Rio de Janeiro, un día después de que un ciclista murió apuñalado cerca de la principal sede del remo y del canotaje.

La policía identificó al ciclista como Jaime Gold, de 55 años, quien fue apuñalado el martes por la noche, mientras recorría una zona cercana a la Laguna Rodrigo de Freitas, en uno de los vecindarios más adinerados de la ciudad.

"Este no es un problema relacionado con los Juegos Olímpicos", sentenció Paes. "Es un asunto sobre los cariocas (residentes de Rio) y la forma en que llevamos nuestras vidas".

Paes habló en las oficinas generales de los organizadores de los Juegos, luego de reunirse con miembros del Comité Olímpico Internacional, que comenzó dos días de reuniones a fin de examinar los preparativos para la realización de las primeras Olimpíadas en Sudamérica.

De acuerdo con el alcalde, el crimen es un problema social de Rio, y no se relaciona con los preparativos para los Juegos.

Hace un año, un alto funcionario del COI criticó a la ciudad, al considerar que sus preparativos para las Olimpiadas eran los "peores" en la historia reciente. Los organizadores parecen haber mejorado en el tema, pero siguen enfrentando plazos muy apretados y costos recientes de cara a la inauguración prevista para el 5 de agosto de 2016.

Según estadísticas recientes, el estado de Rio de Janeiro, que abarca la ciudad del mismo nombre, percibió una caída en el número de homicidios en 2012. Sin embargo, los homicidios subieron de nuevo, en 21%, para llegar a 4.939 en 2014.

"La seguridad es un asunto de nuestra vida diaria", comentó Paes. "Ayer tuvimos un caso en (la laguna), y quiero decir que hay más de los que debería haber".

Paes destacó lo ocurrido el año pasado en la Copa del Mundo, cuando al menos 150.000 soldados y policías estuvieron emplazados en todo el país. Consideró que ello constituye un ejemplo de que Brasil y Rio pueden tener éxito para la organización de grandes sucesos en paz.

"Rio tiene experiencia como organizador de grandes eventos", recalcó.

Los funcionarios del COI comenzaron también sus reuniones en momentos en que un breve paro ha impedido el trabajo en algunas sedes olímpicas y proyectos de infraestructura emprendidos con motivo de los Juegos. Un juez laboral se pronunciaría esta semana acerca de si la huelga puede continuar o debe concluir.

"Este es un país democrático", resaltó Paes. "Es un derecho de los trabajadores, de la gente que labora, el de discutir sus salarios con los jefes. Quiero decir que esta es una discusión regular. No la considero un gran problema ni está retrasando nada".

Entre los funcionarios del COI en Rio figura Nawal El Moutawakel, jefe del equipo de inspección que visita periódicamente la ciudad, así como Christophe Dubi, director general de los Juegos Olímpicos.

Ninguno estuvo disponible para hacer declaraciones.