Cubanos se preparan para exhibición de lucha en Times Square

Invitada a participar en una exhibición contra Estados Unidos en Times Square, la selección cubana de lucha recibió una expedita aprobación del gobierno de su país para hacer el viaje.

Visitar el extranjero para competir no es nada novedoso para los deportistas cubanos de elite. Pero ahora abrigan más esperanzas de que se abrirán nuevas oportunidades.

En diciembre, Estados Unidos y Cuba dieron pasos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales. Estados Unidos está estrechando los vínculos económicos con la isla y relajando las restricciones para viajar a esta.

La planificación del encuentro de lucha, que se realizará el jueves en la emblemática plaza neoyorquina, comenzó en noviembre, antes de aquel anuncio. Luchadores estadounidenses han participado en varias exhibiciones en lugares conocidos de Nueva York durante media docena de años, a fin de apoyar un programa de ayuda a la juventud, bautizado com Beat the Streets.

En 2013, las selecciones de Irán y Rusia se unieron en la Gran Terminal Central de trenes, en busca de enviar un mensaje sobre el poder de este deporte, cuando estaba en riesgo de ser retirado del programa olímpico. De cara al encuentro de este año, los organizadores optaron por un rival más cercano geográficamente y pidieron la presencia de los cubanos.

La exhibición llega en un "momento histórico" para ambos países, destacó el presidente de la federación cubana de lucha, Eduardo Pérez Téllez, quien dijo que Estados Unidos y Cuba tratan de construir una nueva relación.

De hecho, las relaciones bilaterales son ya fuertes en materia de lucha. Los deportistas estadounidenses han competido regularmente en Cuba.

Reineris Salas Pérez, uno de los cuatro campeones mundiales que competirán por Cuba el jueves, habló de los retos que sus colegas enfrentan. Explicó que faltan oportunidades y financiación.

Pérez confía en que un mayor intercambio y viajes entre los dos países serán posibles en el futuro, lo que impulsará la economía de Cuba y ayudará a los deportistas de ese país.

Pero por ahora, ha habido poco impacto notorio a raíz del anuncio emitido en diciembre, dijo.

Antes de que surgiera esa información, había ya cambios, que se reflejaron en la rápida aprobación dada por el gobierno a los planes de los luchadores para visitar Nueva York.