Perú: desalojan a invasores de sitio preincaico

Una meseta polvorienta en las afueras de Lima se convirtió en el último escenario de violentos enfrentamientos entre peruanos desesperados por tierras y una nueva unidad de la policía cuya tarea es desalojar a ocupantes ilegales.

Cientos de policías expulsaron con gases lacrimógenos, balazos y piedras a unas 2.000 personas que habían invadido la zona desértica ubicada a siete kilómetros del Pacífico y que incluye un sitio de entierro preincaico protegido y una concesión de la mayor productora de cemento del país.

Lo ocurrido el martes es un ejemplo de lo que sucede con frecuencia en Lima y en otras ciudades importantes del país.

El gobierno, la policía y fiscales afirman que mafias que trafican con terrenos engañan a peruanos pobres y organizan las invasiones.

Según datos oficiales, Lima crece a un promedio de 150.000 habitantes por año, al día nacen alrededor de 400 niños y existe un déficit de 431.000 viviendas.

"Estamos cansados de pagar un alquiler, deseo tener una casa, nuestros hijos viven amontonados", dijo a The Associated Press Jacinta Cuellar, que el martes intentó en vano quedarse en una parcela de 100 metros cuadrados delimitada con cal. Fue repelida con gases y huyó por una colina junto a cientos que eran perseguidos por agentes montados a caballo.

En las lomas de la zona quedaron desparramados centenares de objetos que dejaron los invasores, entre ellos banderas, cuadernos escolares, algunos biberones, e innumerables palos y esteras.

La violencia se extendió a barriadas cercanas, donde grupos de hasta 50 jóvenes persiguieron a pedradas a igual número de policías que no poseían gases lacrimógenos porque se habían acabado y que, al verse cercados por los civiles, usaron sus pistolas y dispararon decenas de tiros al aire para ahuyentarlos.

Tras los enfrentamientos 11 personas fueron detenidas y tres policías resultaron heridos. Se desconoce el número de civiles heridos.

La zona invadida, de unas 21.000 hectáreas, incluye una concesión minera de Unacem, la mayor productora de cemento en Perú, y un área arqueológica "que se caracteriza por ser un gran cementerio" de culturas preincaicas, dijo a la televisora ATV Samara Latiffe, asesora de la Dirección de Defensa Legal del Ministerio de Cultura.

El programa arqueológico de la Pontificia Universidad Católica de Perú halló tumbas con restos óseos de individuos sentados junto a botellas cerámicas en forma de frijoles. También excavó hasta 34 tumbas colectivas que contenían cada una hasta 23 cuerpos cuyas muertes datan de entre el año 200 antes de Cristo hasta el 400 después de Cristo.

El Ministerio de Vivienda afirma que además de zonas arqueológicas, las invasiones también ocurren en áreas de uso público como playas, áreas naturales protegidas y parques afectando el crecimiento ordenado de Lima, con nueve millones de habitantes.

Las invasiones son frecuentes en Perú por una demanda insatisfecha de viviendas de los peruanos más pobres, según expertos. En 2014 se registraron más de 164 intentos de invasiones sólo en Lima y no se tiene un cálculo a nivel nacional, de acuerdo con la policía.

-----

Los periodistas de The Associated Press Rodrigo Abd y César Barreto contribuyeron en esta nota.