Arrestan en Italia a sospechoso de ataque a museo en Túnez

Un marroquí arrestado en relación con el atentado a un museo en Túnez en el que murieron 22 personas llegó a Italia a bordo de un barco de inmigrantes un mes antes del ataque y se ordenó su expulsión, informaron autoridades italianas el miércoles.

No está claro cómo o si alguna vez se fue.

El investigador antiterrorismo en Milán, Bruno Megale, sólo dijo que Abdelmayid Touil fue identificado en la comunidad costera de Porto Empedocle, Sicilia, el 17 de febrero, y que se emitió una orden de expulsión.

La noticia alimentó las críticas hechas por políticos antinmigración a las operaciones de rescate de migrantes realizadas por Italia. Los críticos han advertido que extremistas islámicos podrían llegar al país entre los miles de refugiados que viajan a bordo de barcos de traficantes.

Las acusaciones recogidas en la orden de detención emitida en Túnez incluían asesinato con premeditación, conspiración para cometer ataques contra la seguridad interna del estado, pertenencia a grupo terrorista y reclutamiento y entrenamiento de otros para cometer ataques terroristas, agregó Megale.

"Estaba buscado internacionalmente por complicidad, planear y ejecutar el ataque del 18 de marzo en el museo del Bardo en Túnez", dijo el investigador.

El grupo extremista Estado Islámico reclamó la responsabilidad del ataque al histórico museo tunecino, famoso por sus mosaicos romanos ricamente coloridos.

Un pistolero abrió fuego contra turistas que salían de autobuses y más tarde entró en el museo, aparentemente sin impedimentos, y disparó a más visitantes. Dos pistoleros fueron abatidos en una balacera con la policía. Entre los fallecidos había cuatro italianos y dos españoles.

Varias personas fueron arrestadas en relación con el ataque, pero el Ministerio del Interior de Túnez dijo que el cerebro del atentado seguía huido.

Megale dijo que Abdelmayid había pasado desapercibido para las autoridades italianas excepto por una orden de expulsión emitida por autoridades sicilianas en febrero.

La policía pudo identificarlo en parte porque su madre reportó la pérdida del pasaporte de su hijo justo después del ataque al Bardo.