Miles de refugiados burundeses saturan poblado en Tanzania

Cólera y diarrea aguda se presentaron entre las decenas de miles de refugiados de Burundi que están en una aldea de Tanzania a orillas del lago Tanganica, donde han saturado la infraestructura de salud e instalaciones sanitarias, dijeron agencias de ayuda el martes.

Diario llegan entre 500 y 2.000 personas a la pequeña aldea de Kagunga, dijo la Organización Mundial de la Salud. Los refugiados abandonaron su país por el temor a la violencia política al acercarse las elecciones de junio, en donde su presidente busca un tercer periodo. Su candidatura ocasionó manifestaciones durante tres semanas en la capital de Burundi y entre el caos, algunos oficiales castrenses intentaron un golpe de Estado la semana pasada.

La población original de Kagunga de 11.382, aumentó a más de 90.000 desde abril, dijo la Organización Mundial de la Salud.

Al estar Kagunga rodeada de montañas, los refugiados deben esperar subir a un antiguo barco y hacer un viaje de tres horas al puerto de Kigoma, dijo el Comité Internacional de Rescate. El barco transporta a 600 pasajeros dos veces al día, dejando al resto en condiciones de hacinamiento y antihigiénicas, dijo el grupo de ayuda.

Se confirmaron casos de diarrea aguda y cólera según la Organización Mundial de la Salud. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reportó el domingo que por lo menos siete burundeses han muerto de diarrea aguda.

Manifestantes en Bujumbura, la capital de Burundi, dijeron que continuarán con las protestas hasta que el presidente Pierre Nkurunziza deje el cargo al finalizar su segundo periodo.