Buques de guerra de Irán acompañan carguero a Yemen

Estados Unidos y sus aliados debaten cómo deben lidiar con un buque carguero iraní que es escoltado por dos barcos de guerra de Irán en ruta a un puerto en Yemen, presuntamente con una carga de ayuda humanitaria para ese país sumido en conflicto.

La misión crea un dilema: ¿Deben Estados Unidos y sus aliados bloquear el paso del barco, con el riesgo probable de una confrontación con Irán, o deberían dejarle pasar, abriendo las puertas a futuros embarques que pudieran contener armamento?

Funcionarios estadounidenses dicen que no han decidido si sus buques o buques de sus aliados --incluyendo Egipto y Arabia Saudí-- tratarán de bloquear o inspeccionar el carguero antes de que siga viaje a Yemen. Los funcionarios dijeron que la información de inteligencia que poseen no muestra evidencia de que el barco lleve armamentos u otra ayuda militar.

Al menos cinco buques de la armada estadounidenses están en el occidente del Golfo de Adén o frente a la costa de Yibuti y están en posición de responder si es necesario, dijeron los funcionarios, que hablaron a condición de preservar el anonimato porque no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente.

Estados Unidos y otros países occidentales han acusado a Irán de respaldar militarmente a los rebeldes chiíes yemeníes, conocidos como hutíes, y proveerles armas. El carguero iraní se desplaza hacia el puerto yemení de Hodeida cuando está a punto de expirar una tregua de cinco días entre los rebeldes y una coalición encabezada por los saudíes que respalda al presidente Abed-Rabbo Mansour Hadi, ahora en el exilio.

Washington ha estado apoyando a la coalición y ha llamado a Irán a enviar el carguero a Yibuti, donde la ONU coordina la ayuda humanitaria a Yemen.

Irán había advertido la semana pasada que protegería el barco de carga. El coronel estadounidense Steve Warren dijo el martes que dos navíos iraníes escoltan el carguero desde el lunes por la noche.

Mientras Estados Unidos y sus aliados ponderan opciones, un objetivo inmediato es que la ONU presione a Teherán para que redirija el barco hacia Yibuti. Si eso no resulta, Arabia Saudí, Egipto u otros aliados pudieran interceptar el barco e inspeccionar la carga para asegurarse de que no hay armamento a bordo.