Iraquíes abandonaron equipo proporcionado por EEUU en Ramadi

Las tropas iraquís abandonaron decenas de vehículos militares proporcionados por Estados Unidos, incluyendo tanques, vehículos blindados de transporte de personal y piezas de artillería, cuando huyeron de los combatientes del grupo Estado Islámico en Ramadi el domingo, dijo el Pentágono el martes.

Un vocero del Pentágono, el coronel Steve Warren, calculó que media docena de tanques fueron abandonados, un número similar de piezas de artillería, un gran número de vehículo de transporte de personal y un centenar de otros vehículos, como Humvees.

Esto repite un patrón visto en el último año en el que las derrotadas fuerzas de seguridad de Irak han dejado equipo militar proporcionado por Estados Unidos, lo que provoca que Estados Unidos los destruya en ataques aéreos contra las fuerzas del grupo Estado Islámico.

Al preguntarle si los iraquíes debieron destruir los vehículos antes de abandonar la ciudad para evitar mejorar al ejército del grupo Estado Islámico, Warren dijo: "Sin duda es preferible que se hubieran destruido".

La caída de Ramadi ocasionó que algunos pusieran en entredicho la viabilidad de la estrategia del gobierno de Obama en Irak, que es una combinación de reentrenamiento y reconstrucción del ejército iraquí, y de ataques aéreos contra objetivos del grupo Estado Islámico sin enviar tropas de combate terrestre estadounidenses.

"El plan del presidente no está funcionando", dijo el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner. "Es hora de que proponga una mejor estrategia para vencer a la amenaza terrorista".

Una alternativa para la administración de Obama sería una estrategia de contención, que busque cercar el conflicto en lugar de sacar de Irak al grupo Estado Islámico. Eso podría incluir una combinación de ataques aéreos y ataques de las operaciones especiales de Estados Unidos. Algunos funcionarios han dicho que la contención podría ser una opción, pero que por ahora no se discute.

Parece poco probable que Obama opte por enviar fuerzas de combate terrestre a Irak para rescatar la situación en Ramadi o cualquier otro lugar. Un portavoz de la Casa Blanca, Eric Shultz, dijo el lunes que Estados Unidos mantendrá el apoyo a través de ataques aéreos, asesores y entrenadores.