Panamá regulará a 40.000 mil extranjeros

El presidente Juan Carlos Varela dijo que su gobierno dará un estatus migratorio a decenas de miles de extranjeros principalmente colombianos que ingresaron bajo un programa que les permitió obtener permiso para vivir y trabajar en este país.

El gobernante hizo el anuncio a pocos días de que a unos 8.000 extranjeros se les venza el permiso otorgado durante el gobierno anterior en las llamadas ferias "Crisol de Razas".

"En Panamá hay más de 40.000 ciudadanos extranjeros que fueron beneficiados con el crisol de razas y que están trabajando en nuestro país, que tienen a sus hijos en las escuelas de nuestro país", sostuvo Varela horas antes de que se celebrara una reunión de gabinete en la que sería tratado ese tema.

El gobierno de Varela, que inició hace un año, heredo ese proceso, pero decidió no volver a convocar la feria debido a la creciente inconformidad y al rechazo de diversas organizaciones por esa iniciativa extraordinaria de apertura migratoria.

"Yo no decidí que se hicieran tantas ferias y que se abrieran las puertas migratorias... ahora lo que toca es darle continuidad a los procesos que permitan que esos 40.000 ciudadanos tengan acceso a definir su estatus en el país", dijo Varela.

Recalcó que ello no significa que se volverá a reactivar la feria migratoria y que la intención de su gobierno es definir con claridad una política migratoria en cuya elaboración participen la sociedad organizada y los gremios de abogados.

"Por mientras, vamos a tomar una medida que específicamente le da un estatus migratorio a las 40.000 extranjeros que quedaron en el país producto del crisol de razas", apuntó.

Los principales beneficiados con la iniciativa son de nacionalidad colombiana, seguida de dominicanos, nicaragüenses y venezolanos.

Un generalizado malestar de panameños hacia el programa extraordinario migratorio generó el nacimiento de grupos y asociaciones juveniles y de profesionales, que incluso llegaron hasta las redes sociales.