Cuba y EEUU se miden en regata amistosa

Veleristas de Estados Unidos y Cuba compitieron el martes en aguas del Malecón habanero en una regata amistosa cargada de un simbolismo especial, por ser la primera desde hace más de veinte años y en medio de los acercamientos diplomáticos entre ambos gobiernos.

"Estamos muy emocionados de tener esta oportunidad, desde hace más de 20 años no competía contra veleros cubanos... lo vamos a disfrutar mucho", comentó a la AP, George Bellenger, uno de los veleristas estadounidenses.

Mientras el cubano Juan Almodóvar consideró que esta competencia amistosa "es muy buena para el país, es algo que une a los dos pueblos y es realmente muy bonito". El joven cubano participó en dupla con Julia Santana, quien dijo que antes del evento se sintió "muy nerviosa, con ganas de empezar ya la regata... un evento histórico para los dos países".

Cinco veleros Hobbie Cats del equipo nacional de Cuba y cuatro de Estados Unidos largaron en aguas frente al Hotel Nacional de la capital cubana, para disfrute de un centenar de espectadores que observaban bajo el sol caribeño.

Los barcos estadounidenses se encuentran en Cuba desde el sábado, cuando participaron en la regata Havana Challenge, procedente de Cayo Hueso, Florida, la primera celebrada con autorización de Washington para que embarcaciones de recreo de Estados Unidos participen en un evento náutico en la isla.

En 1996, el expresidente Bill Clinton creó una zona de exclusión de doce millas que prohibía a embarcaciones dirigirse a Cuba sin el permiso de las autoridades estadounidenses.

El expresidente estadounidense George W. Bush endureció las prohibiciones existentes al promulgar el 26 de febrero de 2004 una ley que restringía la salida del territorio de Estados Unidos a las embarcaciones con destino a Cuba. Para poder hacerlo, debían tener autorización del Departamento de Comercio de ese país.

Veleros de los equipos nacionales de Estados Unidos y Cuba se midieron por última vez en una competencia oficial en aguas cubanas en 1991 durante los Juegos Panamericanos de La Habana. En esa oportunidad los veleros estadounidenses se llevaron dos medallas de oro, una de plata y dos de bronce, en tanto Cuba se colgó una presea dorada.