Blanchett y Mara hablan de su romance lésbico en "Carol"

Cate Blanchett y Rooney Mara, las estrellas del drama de Todd Haynes sobre un romance lésbico en la década de 1950, están en la mira de Cannes.

Pocas cintas han sido tan celebradas en la Costa Azul como "Carol", un filme que resume el enfoque femenino positivo que ha tenido el festival este año.

Pero la atención que han recibido sus estrellas es hasta cierto punto irónica. En "Carol", Blanchett y Mara interpretan a mujeres que sienten una atracción mutua irresistible, pero que deben esconder su amor y canalizarlo con gestos sutiles y ocultos en medio de un mundo conservador dominado por los hombres.

"Es un poco como Romeo y Julieta", dijo Blanchett sobre la película. "Es una historia de amor con una cualidad universal que hace que deje de ser una película de nicho. Se trata de la perspectiva o el sentimiento de estar enamorada por primera vez. Y sí, no es irrelevante que haya dos mujeres en medio de todo esto, pero por momentos sí lo es".

"Carol" finalmente se estrenó luego de más de una década de intentos por adaptar la novela de 1952 de Patricia Highsmith, la misma autora de "El talento de Mr. Ripley" y "Extraños en un tren"). El libro, publicado originalmente bajo un seudónimo, es un clásico de la literatura gay.

A decir por la recepción que tuvo en Cannes, "Carol" se perfila como una candidata segura al Oscar tras su estreno del 18 de diciembre, especialmente por su gran producción de época y las ovacionadas actuaciones de sus protagonistas.

La química entre Mara y Blanchett es esencial para que funcione la película, pero la agenda de producción no permitió que hubiera ensayos.

"Mucha gente me pregunta, '¿qué hiciste para que hubiera química?''', dijo Mara. "Pero no creo que la química se pueda crear. O la tienes o no la tienes".

Como pareja son bastante diferentes. Blanchett, quien interpreta a una mujer casada separándose y con un hijo, es una australiana alta de 46 años respetada por su trabajo en el cine y el teatro. Mara, quien da vida a la tímida cajera de una tienda por departamentos que se enamora perdidamente de Carol (Blanchett), es una pequeña pero ruda actriz de 30 años que se dio a conocer con la adaptación de David Fincher de "La chica del dragón tatuado".

Pero Blanchett dice que su química vino de su fe y seriedad ante el proyecto.

"Creo que ambas somos bastante prácticas y pragmáticas respecto al trabajo", dijo. "No nos escandalizamos por nada. Nos decíamos, 'No te preocupes, no sientas vergüenza'''.

Mara, sin embargo, había rechazado el proyecto antes de que Haynes y Blanchett estuiveran a bordo. El guion de Phyllis Nagy le llegó a Mara mientras se reponía de la atención que recibió por "La chica del dragón tatuado".

"De todo lo que leía pensaba, 'No puedo hacer eso, sería horrible haciendo eso, no sé cómo hacerlo, no sé quién es ese'. Sentía que no podía actuar más", reveló Mara. "En retrospectiva, debo haberme odiado de verdad al rechazarlo".

Para Haynes, Blanchett y Mara se suman a una filmografía llena de actuaciones femeninas poderosas: Kate Winslet en "Mildred Pierce", Julianne Moore en "Far From Heaven" y la misma Blanchett como Bob Dylan en "I'm Not There".

"He sido muy afortunado de poder trabajar con grandes mujeres y en historias de mujeres que creo están infrarrepresentadas en el cine independiente y en Hollywood", dijo Haynes en una entrevista previa. "Me enorgullece ese título, si es que me lo estoy ganando lentamente".

Habrá tardado años en llegar, pero con su estreno "Carol" demostró que es un filme evidentemente atemporal.

"No tiene caso hacer estas cosas si van a ser solo piezas de museo", dijo Blanchett. "Todd es capaz de tener un pie en esa época y al mismo tiempo estar tan adelantado que lo que sentimos es contemporáneo".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP