Perú: mineros marchan en segundo día de huelga

Al menos 400 mineros marchaban el martes por las calles de Lima en el segundo día de una huelga nacional indefinida en reclamo de la eliminación de varias leyes que afectan sus derechos, aunque obreros de las mayores minas del país trabajaban con normalidad por temor a ser despedidos.

"Estamos protestando para que se deroguen leyes y decretos que atentan a los trabajadores, contra las rebajas de sueldos y salarios, estamos perdiendo en gratificaciones, jubilaciones, utilidades y vacaciones", dijo a la prensa Ricardo Juárez, líder de la Federación Minera, Metalúrgica y Siderúrgica del Perú.

Unos 300 policías con escudos y bombas lacrimógenas vigilaban la marcha. Los mineros llevaban carteles que decían "basta de abusos" y "gobierno defiende a los trabajadores".

Las mineras del país sudamericano emplean a unos 200.000 trabajadores, la mayoría no sindicalizados, según la federación.

Una de las principales demandas de los huelguistas es la derogación de una ley de 2008 que facilitó a las compañías mineras el empleo de trabajadores contratados por intermediarios.

Hernán Robles, dirigente del sindicato de Antamina -la mayor productora de cobre y zinc del país controlada por BHP Billiton y Glencore- dijo por teléfono a The Associated Press que las operaciones a tajo abierto funcionaban con normalidad "por temor a las represalias de ser despedidos igual que en otras grandes minas del país".

En 2014 una huelga en Antamina provocó el despido de 13 trabajadores, añadió.

Perú, al igual que un reducido número de naciones, ofrece incentivos -como medidas ambientales laxas- para atraer la inversión externa en minería, sector que representa 62% de las exportaciones. Esta postura del gobierno ha devenido en el estallido de manifestaciones violentas contra las inversiones mineras con un saldo de tres muertos desde mediados de abril.

Perú es el tercer productor mundial de cobre, plata y zinc.