Argentina valora medida judicial sobre Citibank y bonos

El gobierno consideró un freno para los bonistas que litigan contra Argentina la orden que dio un juzgado a la filial del Citibank para que se abstenga de cumplir un acuerdo suscrito con los demandantes.

Según el ministerio de Economía, el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nro. 12 ordenó a la sucursal del Citibank que "se abstenga de realizar cualquier acto" destinado a cumplir con el acuerdo suscripto el 20 de marzo entre el banco y NML Capital y otros demandantes. Dicho convenio fue homologado por el juez de Nueva York Thomas Griesa, quien respaldó a los bonistas en sus demandas contra el gobierno argentino.

El jefe de Gabinete Aníbal Fernández dijo el martes a periodistas que la decisión del juzgado de admitir una medida cautelar solicitada por el gobierno dejó sin efecto "una apretada (presión) lisa y llana de Paul Singer, la cara visible de los 'fondos buitre'''. Singer es titular de NML Capital, uno de los grupos de bonistas que exigen al país sudamericano el pago de unos 1.600 millones de dólares en bonos en cese de pagos desde 2001, cuando el país sufrió una grave crisis.

El juzgado también ordenó al Citibank que se abstenga de "tomar decisiones" que impliquen "abandonar la custodia" de títulos argentinos, lo que implica el pago de los mismos en el país, dijo el ministerio.

Consultada por The Associated Press sobre esta medida judicial, la filial local del Citibank dijo que no hará comentarios por el momento.

El gobierno había solicitado días atrás a la justicia la inconstitucionalidad y nulidad del acuerdo que la entidad financiera firmó con los llamados "fondos buitre" mediante el cual el banco decidió retirarse del negocio de agente de pago de títulos en la Argentina y renunció a su derecho de apelar la orden de Griesa de que se interrumpa el pago de los bonos regidos por la ley local.

Tras la firma de este convenio, la justicia estadounidense autorizó al banco procesar el pago de los bonos argentinos con vencimiento el 31 de marzo y el 30 de junio.

El juez Griesa había prohibido a distintas entidades bancarias el pago de títulos a los tenedores de bonos que aceptaron ingresar a los canjes de deuda en 2005 y 2010 por los que aceptaron pagos de menor valor. El magistrado sostiene que primero Argentina debe acatar su fallo que ordena compensar a los fondos de cobertura que no aceptaron pagos menores.

Según el ministerio de Economía, la justicia consideró necesaria su intervención ya que el "acuerdo ha tenido comienzo de ejecución, pues el Citibank ya le comunicó a Euroclear Bank y Clearstream Banking Luxembourg SA la rescisión de los respectivos contratos de custodia sobre títulos públicos emitidos por la Argentina".

La Comisión Nacional de Valores de Argentina suspendió a la filial local del Citibank para operar en el mercado de capitales. Luego el Banco Central inhabilitó a Gabriel Ribisich como representante legal de la entidad, y el siguiente paso lo dio el gobierno argentino para que se declare nulo el acuerdo.