Madre de periodista cautivo ruega por su libertad

La madre de un periodista estadounidense desaparecido en Siria desde hace casi tres años suplicó el martes que le informen sobre su paradero, en la convicción de que está vivo.

Austin Tice, de Houston, Texas, desapareció en agosto del 2012 mientras cubría la guerra civil siria. Un video difundido un mes después mostró al periodista con los ojos vendados en poder de hombres armados diciendo "Oh, Jesús". Desde entonces nada se sabe sobre él.

"Estoy aquí para pedir información y ayuda para encontrar a mi hijo y traerlo de vuelta a casa sano y salvo", dijo Debra Tice en una conferencia de prensa en Beirut en ocasión de que han pasado más de 1.000 días desde su desaparición. "Sabemos que Austin no está en poder de ningún grupo de la oposición. De todos modos, después de todos estos 1.009 días, no sabemos dónde está ni en poder de quién".

"Posiblemente alguien cerca de aquí sepa algo sobre mi hijo y su paradero", agregó. Formuló su pedido en el sur de Beirt, cerca de un bastión del movimiento Jezbolá libanés. El grupo chií ha despachado a miles de combatientes a Siria para defender al presidente sirio Bashar Assad.

"¿Los que tienen a mi hijo en su poder están dispuestos a reunirse cara a cara con una persona sola y dejarle que se reúna con mi hijo? ¿Un amigo de la familia y conocido por algunos líderes chiíes en el Líbano y más allá?", preguntó.

Christophe Deloire, director general de Reporteros sin Fronteras, instó al gobierno estadounidense a mantener más "contactos periódicos directos" con las autoridades sirias sobre el caso.

"El gobierno sirio dice que no tiene a Austin, pero creemos que puede ayudarnos a rescatarlo a salvo", afirmó Deloire.

Tice dijo que "tenemos motivos para creer que Austin está vivo. Hace unas pocas semanas y varias veces en los últimos 33 meses, fuentes confiables nos ha dicho que Austin está vivo".

"Agradecemos a sus captores por mantenerlo bien y a salvo. ¿Podrían permitir a mi hijo en estos días que se comunique telefónicamente conmigo mientras estoy en Beirut?", preguntó la madre. "Quiero abrazar a mi hijo. Quiero que la familia vuelva a estar completa".