Remueven a jefe chileno de impuestos internos

El gobierno removió el lunes al director del Servicio de Impuesto Internos, Michel Jorratt, en medio de un escándalo por el financiamiento irregular de la política chilena, situación que hace una semana influyó en un drástico cambio ministerial realizado por la presidenta Michelle Bachelet.

Técnicamente la renuncia de Jorratt fue solicitada por el nuevo ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aunque el funcionario dependía directamente de Bachelet, para quien trabajó durante su campaña electoral de 2013 y colaboró en los lineamientos de la reforma tributaria, uno de los cambios estrellas que la mandataria impulsó para financiar modificaciones educacionales.

Subrogará al destituido funcionario Juan Rojas Barranti mientras se inicia un concurso de Alta Dirección Pública que escogerá al nuevo titular del servicio. Un comunicado del Ministerio de Hacienda admite que a Jorratt "le correspondió cumplir un rol clave en el diseño y aprobación de la reforma tributaria impulsada por el gobierno".

Jorratt asesoró varios años a la empresa Asesoría y Negocios SpA, del operador político Giorgio Martelli, dedicada a recaudar fondos para las campañas electorales de Bachelet en 2005 y 2013, que también sostuvo financieramente a varios funcionarios o ex funcionarios del gobierno, como el saliente ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, con dineros provenientes de empresas privadas, a las que entregaba boletas por trabajos nunca realizados. Jorrat y Peñailillo alegan que sus asesorías fueron reales.

En sus primeras declaraciones a la prensa desde que asumió su nuevo cargo hace una semana, Valdés afirmó que Jorratt "es un hombre probo, honesto y su salida tiene que ver exclusivamente con proteger el Servicio de Impuestos Internos, de sacarlo de los diarios para que vuelva a hacer el trabajo que siempre nos ha tenido tan orgullosos".

También estaba cuestionado por no actuar más rápido en la demanda contra políticos recaudadores de dineros irregulares de empresas, como el propio Martelli, sobre quien La Fiscalía Nacional tiene sus ojos puestos e interrogará esta semana.

La principal proveedora de dineros de Martelli, hasta ahora, es SQM, una minera no metálica del ex yerno del dictador Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou, quien también es indagado por ventas irregulares de acciones entre SQM y empresas relacionadas.

Las irregularidades en el financiamiento de políticos de oposición y oficialistas y la especulación inmobiliaria del hijo y la nuera de la presidenta pesaron en la drástica disminución de popularidad de Bachelet, que llegó a un inédito 29%, en un generalizado descrédito de la política y el congreso, que la mandatario trata de recomponer con un cambio de gabinete hace una semana y con anuncios sobre probidad que realizaría el jueves, cuando dé una cuenta pública de su gestión desde el congreso nacional.