España se une a crítica por propuesta de cuotas de migrantes

España se sumó el lunes al creciente coro de gobiernos europeos que se oponen a una propuesta de la Unión Europea que busca que reciba más migrantes como parte de medidas para liberar la presión que padecen los países que están lidiando con llegadas masivas de migrantes procedentes de África.

El ministro del Exterior, José Manuel García Margallo, afirmó que el plan no toma en cuenta las elevadas tasas de desempleo en España, que alcanzan casi el 24%, así como los esfuerzos que ya realiza el país por evitar la inmigración ilegal desde el norte de África y a través de España hacia otros países europeos.

García Margallo habló en Bruselas, donde las autoridades analizaban una operación naval para confrontar a las redes de tráfico de personas, que envían migrantes a través del Mediterráneo rumbo a Europa.

Gran Bretaña, Francia, Estonia, Hungría y Eslovaquia también han criticado o rechazado el plan que busca establecer "cuotas" de migrantes para cada país. La idea es que cuando un país alcance una cifra máxima, los migrantes que busquen asilo sean enviados a otra nación.