EEUU: Sistema de tormentas avanza hacia el este

Un poderoso sistema de tormenta causaba el domingo aguaceros e inundaciones repentinas de Texas a Minnesota, con posibilidades de un empeoramiento del clima en la región.

Para el domingo en la noche se esperaban diversos temporales dispersos en el este de Minnesota, el oeste de Wisconsin y el norte de Illinois, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Las autoridades emitieron advertencias de inundaciones súbitas por los aguaceros en Texas, donde socorristas realizaron rescates en sitios anegados y varios automovilistas quedaron varados en caminos debido a las lluvias torrenciales.

Se corría el peligro de que un río en el noroeste de Oklahoma se desbordara y afectara cultivos, pozos petroleros y caminos rurales. En algunas zonas de Arkansas cayeron entre cinco y 7,5 centímetros (entre dos y tres pulgadas) de lluvia en tres horas, y las autoridades emitieron una advertencia de inundaciones súbitas.

"Ha caído mucha lluvia en poco tiempo", declaró la portavoz del Departamento de Gestión de Emergencias, Keli Cain. "Hay saturación de agua, así que con cada aguacero habrá inundaciones", dijo

El sistema de tormenta se debe a un frente frío que se extiende desde las planicies del centro norte hasta las planicies del sur y adquirió fuerza por el aire caliente y húmedo, según Bill Bunting, jefe de operaciones del Centro de Pronóstico de Tormentas del Servicio Nacional de Meteorología en Norman, Oklahoma.

"Es una fuerte perturbación en el nivel superior", dijo Bunting, quien señaló que el sistema se había extendido hasta un punto cercano a la frontera de Estados Unidos con México. "Abarca un área tan grande como no habíamos visto este año".

Entre 7,5 y 12,5 centímetros (entre tres y cinco pulgadas) de lluvia cayeron durante la noche en la zona de Dallas-Forth Worth, según el experto jefe Eric Martelo, del Servicio Nacional de Meteorología. El total de lluvia está unos 12,5 centímetros (cinco pulgadas) arriba de lo normal para este época del año.

En el condado Johnson, en el que cayeron durante la noche entre 12,5 y 20 centímetros (entre cinco y ocho pulgadas) de lluvia, numerosas personas fueron rescatadas de sus casas. San Antonio y Austin registraron inundaciones el domingo.

Tornados y fuertes vientos azotaron las planicies el sábado y el domingo por la madrugada, aunque no había informes de heridos ni muertos.

Los tornados azotaron el domingo zonas cercanas a Elmer y Tipton, en el suroeste de Oklahoma, y dejaron daños en casas, establecimientos y cables eléctricos. Otro tornado también afectó el sábado al este de Kansas City, Missouri.