American Pharoah y Espinoza se imponen en el Preakness

Bajo una intensa lluvia, American Pharoah se adjudicó el sábado la victoria en el Preakness por siete cuerpos de ventaja y quedó a una victoria de completar la Triple Corona.

Con sus victorias en el Kentucky Derby y el Preakness, American Pharoah necesita el triunfo en el Belmont Stakes para convertirse en el primer triple coronado de Affirmed en 1978.

Y el jinete mexicano Víctor Espinoza tendrá una inédita tercera oportunidad de cabalgar en busca de la gesta. Espinoza fracasó en us dos intentos previos con War Emblem en 2002 y California Chrome el año pasado.

American Pharoah irá con una racha de seis victorias al Belmont, que se disputará el 6 de junio en Nueva York.

Entrenado por Bob Baffert, American Pharoah era amplio favorito en el Preakness pese a que le tocó arrancar pegado al riel como el número uno.

Disparado a todo velocidad en una pista fangosa y escuchándose truenos a la distancia, American Pharoah se apoderó de la punta temprano, se sacó encima el asedio inicial de Mr. Z y dominó con facilidad.

"Los grandes caballos responden ante los grandes momentos", dijo Baffert tras su sexta victoria en el Preakness. "Lo comprobó hoy".

Tale of Verve entró segundo, un cuerpo por delante de Divining Rod. Dortmund figuró cuarto.

American Pharoah será el 14to ganador del Derby-Preakness que intenta barrer las tres joyas del hipismo estadounidense desde Affirmed.

"Todo salió muy buen", dijo Espinoza. "Iba a gusto. Arrancó un poco lento y le apuré para que se fuera al frente".

Para Baffert, será una sin precedentes cuarta oportunidad por la Triple Corona. El entrenador logró el doblete Derby-Preakness con Silver Charm en 1997, Real Quiet en 1998 y War Emblem en 2002. Los tres no pudieron en el Belmont.

Precedida por relámpagos, la lluvia empezó a caer cuando faltaban 15 minutos para la hora de la partida.

Pero American Pharoah ni se inmutó. El potro, que corre con algodones en los oídos para que esté calmado, tuvo una experiencia similar cuando ganó el Rebel Stakes en marzo.

"Se lo dije a todo el mundo, que American Pharoah no iba a fallar", señaló el dueño Ahmed Zayat, empapado por el agua en el círculo de ganadores. "Y lo hizo. Es un caballo de verdad".

Rumbo a la distancia de 2.400 metros en el Belmont, el margen de victoria de American Pharoah en los 1.900 metros del Preakness fue la más amplia desde que Smarty Jones se impuso con un récord de 11 cuerpos y medio en 2004.

El tiempo del ganador fue uno lento de 1:58.46.