Cleveland llega a final de conferencia mermado por lesiones

LeBron James ocupó su lugar habitual en el podio tras el partido para hablar sobre otra victoria en playoffs, una que lo acerca un poco más a otro campeonato de la NBA.

Pero esta vez James tuvo una inusual compañía, un armador a su derecha y un delantero a su izquierda, pero no los mismos con que inició la postemporada hace varias semanas.

La superestrella era acompañado por Matthew Dellavedova y Tristan Thompson --lejos de ser el trío clave del equipo, más bien el trío inesperado de Cleveland.

Al mostrar resistencia y dureza por medio de las aportaciones de los jugadores menos reconocidos del equipo, los Cavaliers pusieron fin a la temporada de Chicago el jueves por la noche al vencer 94-73 a los Bulls y llevarse la serie de semifinal en seis juegos para avanzar a la siguiente ronda, en que enfrentarán a Washington o a Atlanta por el título de la Conferencia del Este.

Los Cavaliers enfrentan esta etapa sin Kevin Love, su mejor jugador en los rebotes y quien quedó descartado por una lesión de hombro sufrida en la primera ronda de la postemporada, y sin su base estrella Kyrie Irving, que se lesionó de nuevo la rodilla izquierda durante la primera mitad del sexto duelo con Chicago.

La lesión de Irving obligó a Cleveland a apoyarse en Dellavedova, un australiano que no fue seleccionado en el draft y cuyo momento más relevante en la serie fue cuando detuvo la pierna izquierda de Taj Gibson durante una confrontación bajo el aro en el quinto partido. Pero en el sexto juego, Dellavedova fue el líder anotador de los Cavaliers con 19 unidades.

Por su parte, la travesía de Thompson esta temporada ha sido igual de impresionante. Cuando Cleveland adquirió en canje a Love en el verano, Thompson fue relegado a la cancha después de haber sido titular por 82 juegos en cada una de las dos temporadas previas. Pero en lugar de quejarse o enfadarse, el canadiense asumió su nuevo rol para convertirse en uno de los mejores suplentes de la liga.

En el sexto partido, la cuarta selección general del draft de 2011 registró 17 rebotes y constantemente superó a los hombres altos de Chicago para generar más ofensivas a los Cavaliers.