Crocodiles disfrutan etapa mexicana

La banda Crocodiles, de San Diego, vive una etapa muy mexicana con el lanzamiento de su disco "Boys" y su presentación en el Festival Marvin en la Ciudad de México.

"Boys", su quinto álbum, fue grabado en la ciudad con Martin Thulin, líder la banda mexicana Los Fancy Free.

"Nos emocionaba mucho pasar tiempo aquí", dijo a The Associated Press el vocalista y guitarrista Brandon Welchez en una entrevista reciente.

"Y todos los conciertos que hemos tenido aquí han sido muy buenos, tenemos muy buena recepción y tenemos muchos fans, así que queríamos de incluirlos de alguna manera al grabar un disco en su ciudad", agregó el guitarrista Charles Rowell.

El sábado por la noche se presentarán en el Festival Marvin de música alternativa que se desarrolla en los barrios Roma y Condesa de la capital.

"Son hermosos, un poco europeos de alguna manera, pero también los barrios más contemporáneos de la ciudad", dijo Rowell.

En cuanto al rumbo que buscaron en "Boys" explicaron que trataron de mantener su estilo pero también de incorporar elementos nuevos.

"En cada álbum exploramos más ideas y más sonidos", dijo Rowell. "En este disco dimos un gran paso al involucrar ritmos latinos e incluso un poco de hip hop y disco. Es un álbum más ruidoso, pero al mismo tiempo creo que es nuestro disco más accesible".

"Crybaby Demon" es la primera canción del disco y la que según ellos resume mejor su propuesta rockera indie pop. La portada del álbum tiene el sello de "Hecho en México" con un águila, que se usa para los productos realizados en el país, y las notas del disco están escritas en español. La locutora mexicana Paulina García cantó en una de las piezas y Martin Thulin también participó con algunos toques.

"Es genial, es muy creativo, estaba bastante dispuesto a trabajar desde nuestra perspectiva, además es un buen amigo, nos llevamos muy bien", dijo Welchez sobre el productor.

Rowell agregó que disfrutaron colaborar y con la idea de "evitar poner todo el sonido y permitir que el productor sea creativo y ponga sus ideas porque eso es bueno para nosotros".

Los Crocodiles tienen músicos mexicanos que son de su agrado.

Welchez mencionó que le agradan Los Teen Tops y que encontró unos discos de 45 pulgadas en el Festival Vive Latino, Jessy Bulbo y Sex Sex Sex.

"Somos como la misma persona y lo que le gusta a él me gusta a mí, además él es un copión", acotó Rowell.

Aunque son originarios de la Costa Este de Estados Unidos crecieron en San Diego, donde crearon la banda, y han tenido bastante contacto con Tijuana. Welchez reveló que su familia suele ir a Tijuana o a Ensenada para comer.

"Mi dentista está ahí, el doctor Martínez", dijo Rowell.

San Diego, de donde también son Wavves y Switchfoot, es para Crocodiles un lugar idóneo para la música. Según Rowell hay numerosas bandas "que están haciendo mucho. San Diego es una ciudad pequeña comparada con Los Angeles o San Francisco pero al menos para nosotros para el tamaño de la ciudad siempre ha habido una escena alternativa buena".

"Se dice que los Beatles se mudaron en secreto de San Diego a Liverpool", bromeó Welchez.