Reilly busca estrellato europeo con 3 películas en Cannes

John C. Reilly llegó a Festival de Cine de Cannes no sólo elegantemente vestido, sino armado con tres de las películas más aventuradas del festival.

"Si a Cannes fueres...", dijo el actor mientras se estiraba en el patio de una azotea en su reluciente traje blanco, con un sombrero a juego, zapatos de cuero bicolor y bastón.

Su estilo audaz es adecuado: Reilly comienza un nuevo capítulo en su carrera en el festival de la Riviera francesa. El versátil actor de 49 años protagoniza dos anticipadas películas que compiten por la Palma de Oro, incluyendo "Tale of Tales" del director italiano Matteo Garrone, una suntuosa adaptación de cuentos de hadas napolitanos del siglo XVII de Giambattista Basile. Reilly interpreta a un rey que, para satisfacer los deseos de su esposa (Salma Hayek), mata a un monstruo marino para que ella pueda comerse el corazón.

En el drama distópico del director griego Yorgos Lanthimos "The Lobster", Reilly está entre las personas solitarias (junto con Colin Farrell y Ben Whishaw) que serán convertidas en animales si no consiguen pareja. También tiene un papel en "Les Cowboys", la ópera prima de Thomas Bidegain, el guionista francés de "Metal y hueso" y "Un profeta".

AP: Esta es tu sexta ocasión en Cannes. ¿Guardas lindos recuerdos?

REILLY: Creo que la primera vez que vine fue con Paul Thomas Anderson por su primera película, "Hard Eight". Fue en (la sección del festival) Un Certain Regard o en la Quincena de Realizadores. Probablemente era la segunda vez que estaba en Europa. Es muy emocionante. Cuando las cosas marchan bien en Cannes sientes que el mundo te adora, que estás en la cima de todo. El problema es el día siguiente, cuando tu película ya no se exhibe y el público ha pasado a la siguiente, uno se siente por el piso. Pero este año estoy aquí con tres, así que será una fiesta continua.

AP: Parece que lo estás disfrutando mucho.

REILLY: No son solo tres películas, sino tres películas europeas. Una con un director francés, una con un director griego, una con un director italiano. Cuando empecé a venir para acá solía sentirme fuera de lugar, como que no era lo suficientemente sofisticado para Francia o lo suficientemente educado sobre cine para siquiera estar en este festival. Pero después de todos estos años y a la edad que tengo estoy haciendo tantas películas, ahora me siento muy en paz. Me encanta Francia. Creo que la gente aquí sabe cómo vivir de verdad.

AP: ¿Anuncian estas películas un cambio para ti?

REILLY: El plan para la próxima faceta de mi vida es tratar de ser un astro del cine europeo. Incluso si eso significa hacer películas fonéticamente, que de hecho lo hice: hablo urdu en "Cowboys". Pero eso me enseñó que es posible. No hay que hablar italiano con fluidez para estar en una película italiana. Este plan de querer trabajar más en Europa no es solo porque sea un lugar maravilloso o porque el estilo de vida sea maravilloso; el modo en que se hacen las películas aquí es diferente, es mucho menos formal. Francamente, se respeta mucho más al director como autor. Es Estados Unidos es más un negocio.

AP: ¿Quiere esto decir que no harás más comedias por ahora?

REILLY: No, no, no. Will (Ferrell) y yo estamos hablando constantemente sobre encontrar el próximo proyecto que haremos. Estas cosas vienen en ondas. Cuando Judd Apatow estaba haciendo sus primeras películas y Adam McKay estaba haciendo sus primeras películas, era un momento muy interesante para la comedia, muy crudo y de improvisación. Entonces las cosas como que se estancaron y ahora hay más cintas corrientes. De hecho hay un guion muy gracioso, uno de los más divertidos que he leído en mucho tiempo, que espero poder hacer pronto.

AP: ¿Qué está generando esta onda europea?

REILLY: Mis hijos están creciendo y pronto me dejarán para comenzar sus vidas como adultos. Así que quiero hacer más obras. Quiero volver a hacer teatro en Nueva York y Los Angeles y Chicago. Y quiero hacer películas en Europa. Existe una razón por la cual (John) Malkovich se mudó a Francia.

AP: Este es un lote de películas particularmente audaz.

REILLY: Estos tipos como Thomas y Matteo y Yorgos están como que, "¡No podemos creer que te conseguimos! ¡Nos alegra tanto que hayas dicho que sí!". Me pregunto quién no lo haría. Si uno es un actor de cine exitoso en Estados Unidos, ¿por qué no venir? Cuando alguien dice, "¿Quieres venir a Sicilia por dos semanas y hacer de rey?", eso para mí no es un riesgo, es una hermosa oportunidad. Habría que ser idiota para decirle que no a estos tres tipos.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP