EEUU: Decenas de cubanos varados en barco de Guardia Costera

Treinta y ocho migrantes cubanos detenidos cuando se dirigían por mar a Estados Unidos se encuentran varados en un barco de la Guardia Costera a la espera de que La Habana autorice su regreso a la isla, se enteró The Associated Press.

Los cubanos tenían visa de turista para visitar el país caribeño de Santa Lucía cuando el servicio de guardacostas los interceptó en el mar, dijeron funcionarios estadounidenses.

El gobierno de Cuba ha rehusado permitirles el retorno a la isla porque su regreso no se ajusta al acuerdo de repatriación entre Washington y La Habana, dijo uno de los funcionarios. Las fuentes solicitaron el anonimato debido a que no están autorizadas a informar de detalles sobre la situación.

Los migrantes figuran entre 96 cubanos a los que se interceptó en el mar y fueron colocados en el barco patrullero Vigilant, de 63 metros (210 pies) de eslora, perteneciente a la Guardia Costera. El navío efectúa recorridos de vigilancia en aguas cercanas a Puerto Cañaveral, en Florida. El gobierno cubano autorizó el regreso de las otras 58 personas.

De acuerdo con las leyes estadounidenses, a los cubanos que logren llegar a suelo de Estados Unidos se les concede permiso de permanencia. Estas personas pueden conseguir rápidamente residencia permanente y a la larga convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Los migrantes capturados en el mar por lo general son devueltos a Cuba. El gobierno cubano históricamente ha permitido a las autoridades estadounidenses la repatriación inmediata de los migrantes que detengan en el mar.

Los migrantes fueron hallados cerca de las Islas Vírgenes a fines de abril, y desde entonces han estado a bordo del Vigilant en aguas internacionales, dijo uno de los funcionarios.

Desde hace mucho tiempo, la política estadounidense de recibir a los cubanos que llegan a su territorio y de rechazar a los detenidos en el mar ha molestado al gobierno de Cuba, que ha argumentado que dichas medidas alientan a los cubanos a efectuar el peligroso viaje a través del Estrecho de la Florida, con frecuencia en balsas de manufactura casera o en botes endebles con la esperanza de arribar a territorio estadounidense.

En los últimos años, el gobierno del presidente Raúl Castro le ha facilitado a sus ciudadanos el viajar al extranjero al eliminar un impopular requisito de visa para salir del país, el cual tenía décadas de antigüedad.

Probablemente la decisión de impedir que los migrantes regresen provoque una desavenencia diplomática en momentos en que ambos gobiernos han estado negociando las condiciones para reestablecer las relaciones diplomáticas. Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el esfuerzo en diciembre.

Estados Unidos y Cuba intentan consolidar un acuerdo en los próximos días que les permita reestablecer embajadas y colocar embajadores en sus capitales después de una interrupción de medio siglo. Funcionarios de ambos gobiernos tenían pensado reunirse en La Habana el viernes para analizar la situación.

Roberta Jacobson, principal diplomática estadounidense para Latinoamérica, se reunirá con Josefina Vidal, su contraparte cubana, la próxima semana en Washington.

El mayor obstáculo para reanudar las relaciones diplomáticas completas ya casi ha desaparecido: la designación estadounidense de Cuba como un Estado que promueve el terrorismo. El mes pasado Obama anunció su intención de retirar a Cuba de esa lista, y el cambio entrará en vigencia el 29 de mayo, cuando expire un período de espera de 45 días. La designación tiene ramificaciones para el acceso cubano a instituciones financieras internacionales.

Los asuntos que aún persisten incluyen la posibilidad de que los diplomáticos estadounidenses viajen libremente a Cuba y hablen con disidentes. Irónicamente, la migración ha sido uno de los temas en los que las autoridades de Estados Unidos y las cubanas dicen que han tenido la mayor cooperación.

___

El periodista de The Associated Press Bradley Klapper contribuyó a este despacho.

___

Alicia A. Caldwell está en Twitter como www.twitter.com/acaldwellap