Primer "match-ball" para el Barcelona en visita al Atlético

Finalmente se jugará la liga española el próximo domingo, una vez quedó anulada la huelga de futbolistas, y el camino está allanado para que el Barcelona se proclame campeón en cancha del Atlético de Madrid, el vigente monarca.

El campeonato está ahora en manos de los azulgranas, que pueden coronarse por la 37ma fecha en caso de victoria o resultado superior o igual al del Real Madrid, que marcha segundo a cuatro puntos de distancia y juega a la misma hora en cancha del Espanyol.

El Barsa suma 90 unidades por las 86 que cuenta el acérrimo rival blanco en segunda posición, y gozará así de su primer "match-ball" por el título, después de que los de Carlo Ancelotti empataran con el Valencia la fecha anterior. Los madridistas, además, sufrieron una brutal estocada el miércoles, cuando cayeron eliminados en semifinales de la Liga de Campeones al empatar 1-1 en su estadio contra la Juventus, que clasificó a la final por global de 3-2 en la eliminatoria gracias a dos tantos de Alvaro Morata, forjado en la cantera madrileña.

En la cita del 6 de junio en Berlín estará el Barsa, que perdió el martes 3-2 en cancha del Bayern Munich, su única derrota de sus últimos 19 partidos, pero hizo valer el 3-0 de la ida para sellar el boleto.

Frustrada la final española en el certamen continental, los azulgranas siguen aspirando al triplete de Champions, liga y Copa del Rey por el que no hace tanto suspiraba el Madrid, ahora amenazado de despedir la temporada sin títulos de primer orden más allá del mundial de clubes y la Supercopa de Europa.

Para ello necesitan mantener viva la llama de la esperanza, que pasa por ganar al Espanyol y esperar que el Barsa no haga lo propio ante el Atlético; o igualar en feudo "periquito", y que los azulgranas pierdan a domicilio.

El Madrid recortaría en ese último caso la desventaja a tres puntos, con lo que seguiría con opciones para la fecha definitiva, en que recibe al vecino Getafe, mientras que el Barsa enfrenta de local al Deportivo La Coruña, actual 17mo.

"Superamos momentos difíciles. Hay que intentar seguir jugando como en estos últimos meses para ganar lo antes posible la liga y finiquitar todo. Todavía estamos a cero", recordó el viernes el central barcelonista, Gerard Piqué.

En caso de empate final a los puntos entre blancos y azulgranas, el balance goleador es favorable a los primeros, con lo que serían campeones. Pero esa posibilidad se antoja lejana para el equipo de Ancelotti, quien no podrá sentarse en el banquillo en lo que resta de torneo por sanción, y vio ampliado el cupo de malas noticias con la baja confirmada del central Sergio Ramos por una fractura en el pie.

"Seguiremos luchando", proclamó el jueves el presidente Florentino Pérez, aunque sin querer confirmar la continuidad del entrenador.

El Espanyol, actual noveno con escasas opciones de clasificar a la Liga Europa, no gana al Madrid desde la temporada 2007-08, pero los blancos ya vivieron la última coronación del Barsa en el estadio "periquito", hace dos campañas en noche amarga que incluyó una grave lesión del zaguero Raphael Varane. "Ganar al Madrid sería poner el broche a un gran año", declaró el arquero Kiko Casilla, también ex madridista.

El Barsa anda pendiente del uruguayo Luis Suárez, con molestias en los isquiotibiales, para enfrentar al Atlético, al que ha ganado en tres ocasiones previas esta temporada, incluyendo los dos cruces por los cuartos de la copa. En las dos fechas que restan, Lionel Messi aspira también a arrebatarle el trofeo de máximo artillero al madridista Cristiano Ronaldo, quien acumula 42 dianas por las 40 del argentino.

Los azulgranas no pierden en la liga desde el 21 de febrero contra el Málaga e hilvanan cinco fechas con victoria. El Atlético que dirige el argentino Diego Simeone ansia certificar la tercera plaza que le dé boleto directo a la próxima Champions y cuenta 77 puntos por los 73 del cuarto Valencia.

Los "chés" reciben al décimo Celta de Vigo con la consigna de mantener alejado al quinto Sevilla, que tiene 70 unidades y recibe al Almería, actual 16to.

El colista Córdoba, ya descendido a la segunda división, jugará frente al Rayo Vallecano, mientras que Eibar, Granada y Deportivo seguirán luchando por la permanencia contra Getafe, Levante y Real Sociedad, respectivamente.

El cruce entre el sexto Villarreal y el séptimo Málaga tendrá en juego para ambos el boleto para la Liga Europa, a la que también sigue optando el Athletic de Bilbao, rival del Elche.

Todos los duelos se disputarán simultáneamente en jornada dominical.