Bomba en autobús mata a tres personas en Filipinas

Una bomba estalló el viernes dentro de un autobús estacionado, causando la muerte a tres personas en una ciudad del sur de Filipinas donde las tropas del gobierno combaten a un grupo rebelde que mantiene a 20 personas como rehenes.

El explosivo de fabricación rústica fue colocado en una bolsa y mató al conductor y a otros dos empleados del autobús, dijo el jefe de policía Ariel Huesca.

La violencia en Zamboanga ocurre en momentos en que los soldados buscaban a rebeldes casa por casa a fin de detener a unos de 30 a 40 islamistas que hace 12 días capturaron a decenas de civiles para usarlos como escudos humanos cuando las fuerzas del gobierno repelieron su intento de capturar la ciudad portuaria.

En las operaciones militares fueron rescatados ya más de 170 rehenes. Los soldados mataron o capturaron a unos 200 rebeldes. Trece miembros de las fuerzas de seguridad y ocho civiles también murieron.

Se trata de los combates más encarnizados en años entre los rebeldes y las fuerzas del gobierno en el sur del país, que es habitado por una mayoría católica. El área ha sido escenario de décadas de lucha de una minoría musulmana por obtener un gobierno autónomo.

La facción rebelde que participa en los combates está vinculada al líder del Frente Moro de Liberación Nacional, Nur Misuari. El grupo depuso su demanda de lograr un estado separado y firmó un acuerdo de autonomía con el gobierno en 1996, pero los guerrilleros no entregaron sus armas y años después acusaron al gobierno de incumplir su compromiso de invertir en el desarrollo de las regiones habitadas por musulmanes, las cuales lucen descuidadas.

El grupo de Misuari se dividió en dos facciones y dejó de operar mientras un grupo de mayor poder participó en las conversaciones con el gobierno a fin de agrandar una región autónoma musulmana en el sur de Filipinas.

Misuari no ha sido visto desde que comenzó el acoso rebelde, pero el presidente Benigno Aquino afirmó el jueves que había creciente evidencia de su participación.