Gran Bretaña detiene a 8 por robo a banco

La policía británica detuvo a ocho hombres sospechosos de robar 1,3 millones libras (2 millones de dólares) de una sucursal del Banco Barclays interviniendo sus computadoras.

El grupo está acusado de instalar un dispositivo en el sistema informático del banco que le permitió llevar a cabo el robo cibernético, informaron las autoridades el viernes.

Los hombres, de entre 24 y 47 años de edad, están siendo interrogados sobre el plan para robar y defraudar a bancos del Reino Unido.

La policía dijo el viernes que encontraron dinero en efectivo, joyas y miles de tarjetas de crédito en búsquedas realizadas en direcciones de la zona metropolitana de Londres. Agregó que el grupo operó desde una "sala de control" en el centro de Londres que estaba siendo registrada.

Los arrestos siguen a un intento fallido de utilizar una tecnología similar para robar el banco Santander la semana pasada. Los mismos investigadores de la policía manejan ambos casos.

La policía sospecha que en ambos casos un miembro de la banda se hizo pasar por un ingeniero e instaló los dispositivos en las computadoras del banco que permitió a los sospechosos, en el caso de Barclays, recabar información usada para desviar dinero del banco.

"Eso les permitiría acceder a las pulsaciones en el teclado y a la pantalla, por lo que les permitía obtener contraseñas y ver cuántas personas se conectaban a sus sistemas", dijo Graham Cluley, un analista independiente de seguridad computacional. "Tras eso uno es capaz de ingresar a distancia a las computadoras como si se estuviera sentado frente a ella. De hecho, es como si hubieran entrado al banco a mitad de la noche".

Dijo que los sistemas antifraude del banco probablemente fueron activados por las transacciones inusuales poco después de que el dinero fue extraído de Barclays, lo que permitió recuperarlo rápidamente.

"El dinero fue retirado técnicamente, pero no se causó daño financiero perdurable", dijo Cluley, quien cree que los mismos sospechosos podrían estar detrás de las intervenciones en Barclays y Santander.

Un ejecutivo de Barclays dijo que el banco actuó "rápidamente para recuperar los fondos" después de la violación a la seguridad de su sucursal de Swiss Cottage en el norte de Londres en abril.

"Podemos confirmar que ningún cliente sufrió una pérdida financiera como resultado de esta acción", dijo Alex Grant, el director administrativo para la prevención del fraude del banco.