Concluye asedio en hotel de Kabul; hay 5 muertos

Hombres armados allanaron un hotel en la capital afgana mientras ofrecía una fiesta para extranjeros, a lo que siguió un sitio de horas que concluyó con cinco muertos, seis heridos y 54 rehenes rescatados.

El ataque comenzó a las 8:30 p.m. del miércoles cuando los agresores abrieron fuego en el restaurante del hotel Park Palace, indicó el general Abdul Rahman Rahimi, jefe de la policía de Kabul, hasta que llegó a su fin el jueves en la madrugada. No tenía detalles de las nacionalidades de las víctimas, pero una portavoz de la embajada estadounidense dijo que uno de sus ciudadanos está entre los muertos.

Durante el asedio se escucharon disparos esporádicos en el hotel ubicado en un céntrico vecindario en el que también se encuentran complejos de las Naciones Unidas y un hospital administrado por extranjeros. En un momento dado se oyeron dos explosiones y más tarde llegaron cuatro ambulancias.

Amin Habib, un estadounidense de Los Ángeles, le dijo a The Associated Press que se estaba celebrando una fiesta en honor de un canadiense cuando los hombres armados irrumpieron en el hotel. Indicó que decenas de personas, incluidos extranjeros, estaban en el lugar en esos momentos.

Monica Cummings, vocera de la embajada de Estados Unidos, señaló en un correo electrónico que un estadounidense murió en el ataque, aunque no tenía más detalles y no identificó a la víctima. Dijo que la sede diplomática está en contacto estrecho con las autoridades afganas y trata de obtener más información.

"Nuestros pensamientos están con las familias de las víctimas", afirmó.

Amar Sinha, embajador de la India en Afganistán, dijo creer que al menos seis de los rehenes eran ciudadanos indios. El primer ministro Narendra Modi señaló en Twitter que está preocupado por la situación y ora por la seguridad de todos.

Caitlin Workman, portavoz de la cancillería de Canadá, dijo que todo el personal de la embajada en Kabul está "a salvo y ubicado".

Horas después de que comenzase el enfrentamiento, camiones de bomberos llegaron al lugar con la tarea de despejar y asegurar el área. Fue posible ver a varias personas cuando salían del edificio.

Anteriormente el miércoles, la policía liberó a unas 20 personas atrapadas en el hotel, pero otras habían permanecido adentro, de acuerdo con Zia Massud, un funcionario del gobierno afgano.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por el ataque, aunque el Talibán ha atacado hoteles anteriormente.