Preocupa calidad del agua al iniciar torneo de surf en Río

Muchos de los mejores surfistas del mundo se encuentran en Río de Janeiro para una competencia que arrancó el martes en medio de inquietud por la calidad del agua.

El evento Oi Río Pro, en la playa de Barra de Tijuca, cuenta con algunos de los mejores surfistas del planeta, tales como el estadounidense Kelly Slater y el brasileño Gabriel Medina. El torneo finalizará el 22 de mayo.

La zona de Barra albergará varias competencias durante los Juegos Olímpicos de Río el próximo año.

El torneo de surf se disputará cerca del punto donde una laguna llena de aguas residuales sin tratar desemboca en el Atlántico. El reporte más reciente sobre la calidad del agua, emitido el martes por la autoridad estatal de protección del medio ambiente, señaló que el área era inapropiada para nadar debido a la concentración de bacterias coliformes fecales.

Río de Janeiro, una ciudad de 12 millones de habitantes, tiene una deficiente infraestructura para el tratamiento de aguas residuales, y gran parte de éstas terminan en los lagos, ríos y playas cercanos. De los 32 reportes de calidad dados a conocer este año, sólo ocho encontraron condiciones apropiadas para nadar en la zona.

El biólogo y activista ambientalista Mario Moscatelli ha advertido que la contaminación poder ser particularmente problemática durante mareas bajas en Barra de Tijuca, cuando las fétidas aguas de la laguna alcanzan el océano.

Los vientos podrían empujar las aguas residuales a lo largo de la playa, contaminando el sitio de la competencia, señaló Moscatelli, quien ha estado volando sobre el área durante años como parte de un proyecto de monitoreo ambiental. Fotografías recientes tomadas por Moscatelli mostraron una mancha café desparramándose sobre gran parte de la playa de Barra.

El organizador del torneo, la Liga Mundial de Surf, canceló recientemente una sede alterna en la vecina playa Sao Conrado debido a lo que la organización calificó como "problemas de contaminación".

En un comunicado enviado por correo electrónico a The Associated Press la semana pasada, Dave Prodan, vocero de la liga, dijo que la organización tenía confianza en que "nuestra sede principal en Postinho, Barra de Tijuca, tendrá condiciones excelentes".

La calidad del agua se ha convertido en un asunto político debido a la inminente realización de los Juegos Olímpicos de 2016, y las autoridades estatales y locales han admitido reiteradamente que no podrán cumplir la promesa de limpiar las muy dañadas vías fluviales de la ciudad antes de las olimpiadas.

Las competencias de vela, canotaje, remo y otros eventos acuáticos están programadas para realizarse en aguas actualmente contaminadas, lo que genera preocupaciones por la salud y la seguridad de los atletas.

El inicio de la competencia de surf coincide con reuniones de la presidenta brasileña Dilma Rousseff en Río de Janeiro con organizadores de las olimpiadas y con miembros del Comité Olímpico Internacional, con sede en Suiza.