Nuevo terremoto propaga temor y penurias en Nepal

Un nuevo terremoto causó el martes decenas de muertos en Nepal, donde propagó más temor y penurias en medio de las dificultades que afronta el país para recuperarse del devastador sismo de hace tres semanas que dejó más de 8.000 muertos.

Un helicóptero de la Infantería de Marina de Estados Unidos en el que viajaban seis efectivos de esa fuerza y dos soldados nepaleses desapareció cuando transportaba asistencia en el noreste de Nepal, dijeron funcionarios estadounidenses, aunque no ha habido indicios de que se haya estrellado.

El movimiento telúrico del martes de magnitud 7,3, con epicentro a la mitad de la distancia entre Katmandú y el monte Everest, sacudió con mayor fuerza las cuestas del Himalaya, en las que causó aludes, aunque también sacudió con violencia la capital, donde miles de personas aterrorizadas salieron apresuradamente hacia las calles.

El Parlamento de Nepal se encontraba en sesión cuando se sintió el terremoto. Los atemorizados legisladores corrieron hacia las salidas mientras el recinto se bamboleaba y la iluminación titilaba hasta que se apagó.

Cuando menos 37 personas perdieron la vida en el nuevo sismo y más de 1.000 quedaron heridas, según el Ministerio del Interior.

Sin embargo, se prevé que el número de víctimas aumente a medida que lleguen a Katmandú los informes procedentes de localidades aisladas en el Himalaya y de aldeas que fueron sepultadas, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

El nuevo sismo afectó diversas partes de Asia. En la vecina India, el Ministerio del Interior confirmó la muerte de cuando menos 16 personas debido a la caída de techos y paredes. La prensa china informó de un muerto en el Tíbet.

El terremoto de magnitud 7,8 del 25 de abril dejó más de 8.150 personas muertas y arrasó aldeas completamente, en tanto que cientos de miles quedaron sin vivienda en lo que constituye el peor sismo registrado en el país desde 1934.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) indicó que el temblor del martes fue la réplica de mayor potencia que siguió al destructivo movimiento telúrico del 25 de abril.

El terremoto del martes ocurrió a mayor profundidad, a unos 18,5 kilómetros (11,5 millas) frente a los 15 kms. (9,3 millas) del anterior. Los sismos más superficiales suelen causar más daños.

Cuando menos tres personas fueron rescatadas el martes en Katmandú, mientras que a nueve se les extrajo con vida de entre los escombros en el distrito de Dolkha, señaló el gobierno.

Helicópteros de rescate fueron enviados a distritos montañeses donde podría haber personas sepultadas debido a aludes y el derrumbe de inmuebles, dijo el gobierno. Laxmi Dhaka, funcionario del Ministerio del Interior, indicó que los distritos de Sindhupalchowk y Dolkha fueron los más afectados por el nuevo temblor.

Varios equipos de socorro emprendieron la búsqueda de sobrevivientes entre los escombros de inmuebles derrumbados en la localidad de Chautara, en Sindhupalchowk, que se había convertido en centro de distribución de la asistencia humanitaria después del sismo del mes pasado.

Nepal, una nación muy pobre, ha solicitado miles de millones de dólares en asistencia a la comunidad internacional, así como expertos médicos para que atiendan a los heridos y helicópteros con el fin de que transporten alimentos y albergues temporales que se destinarían a los centenares de miles de personas que perdieron su casa y que resienten lluvias intempestivas.

En Washington, el capitán de la Armada Chris Sims dijo que el helicóptero Huey desparecido efectuaba operaciones de asistencia relacionadas con el desastre cerca de Charikot, en Nepal.

Un helicóptero indio que andaba en las cercanías escuchó una conversación por radio sobre un posible problema de combustible, dijo el coronel Steve Warren del ejército de Estados Unidos. El Huey, que transportaba lonas y arroz, lanzaba desde el aire suministros y se dirigía a un segundo lugar cuando se perdió la comunicación, agregó. Según Warren, no había humo ni otras señales de que se hubiera estrellado.

Después de que una unidad de la brigada aérea nepalesa dijera que había avistado al Huey, infantes de Marina en una aeronave V-22 Osprey efectuaron una búsqueda infructuosa durante unos 90 minutos cerca del último sitio conocido en el que anduvo el aparato.

Miembros del ejército nepalés buscaban a pie debido a la oscuridad, agregó.

Debido a lo escarpado del terreno, el helicóptero quizá aterrizó en una zona donde fue imposible para la tripulación enviar alguna señal con un faro o un radio, señaló Warren.

Al terremoto del martes siguieron cuando menos 10 réplicas potentes, según el USGS.

Según los primeros informes, cuando menos dos edificios se vinieron abajo en Katmandú, aunque uno estaba vacío debido a los daños que sufrió por el sismo del 25 de abril. Expertos dijeron que ese temblor provocó daños estructurales incluso en inmuebles que no se cayeron y muchos podrían estar en peligro de derrumbe.

___

Daigle informó desde Nueva Delhi. Los periodistas de The Associated Press Tim Sullivan en Nueva Delhi; Indrajit Singh en Patna, India; Didi Tang, en Beijing, y Lolita C. Baldor en Washington, contribuyeron a este despacho.