Indonesia: 7 detenidos por esclavismo en sector pesquero

Dos indonesios y cinco ciudadanos tailandeses fueron detenidos y acusados de tráfico de personas en relación con el esclavismo en la industria pesquera, indicó el martes la policía indonesia. Son los primeros sospechosos arrestados desde que la Associated Press expuso la situación de los pescadores hace dos meses.

Las detenciones se hicieron el lunes y el viernes en la remota aldea insular de Benjina, donde se encontró a trabajadores migrantes encerrados en una jaula, dijo el teniente coronel Arie Dharmanto, responsable de la unidad anti contrabando de la Policía Nacional de Indonesia.

Cinco capitanes de embarcación tailandeses y dos empleados indonesios de Pusaka Benjina Resources, una de las empresas pesqueras más grandes en el este de Indonesia, quedaron bajo custodia. La noticia llega después de que Associated Press informara este año sobre el empleo de esclavos en una industria pesquera que envía sus capturas de Benjina a Tailandia, desde donde puede exportarse y entrar en las cadenas de suministro de algunas de las mayores cadenas minoristas de alimentación estadounidenses.

"Han cometido un delito extraordinario, y no dejaremos que esto vuelta a pasar en Indonesia", dijo Dharmanto. "No pararemos aquí. Perseguiremos a todos los que están implicados en este caso, quienquiera que sean".

La policía recomendará que sean acusados por la fiscalía. De ser condenados por un juez, los hombres podrían enfrentarse a penas de cárcel de hasta 15 años y a multas de hasta 46.000 dólares.

El número de sospechosos podría subir porque las autoridades siguen investigando cómo miles de pescadores extranjeros procedentes de Mianmar, Camboya, Laos y Tailandia fueron embarcados en buques de pesca en Tailandia -- algunas veces engañados o secuestrados -- y llevados a trabajar a aguas indonesias sin permitírseles regresar a sus casas. Muchos contaron que recibieron golpes y fueron obligados a trabajar hasta 24 horas al día con alimentación poco adecuada y sin agua potable. Cuando recibían un salario, este era mínimo.

Una investigación de un año de duración de AP encontró que estas capturas podían llegar hasta las cadenas de distribución que abastecen a los grandes minoristas estadounidenses, como Wal-Mart, Sysco and Kroger. También podían terminar en los proveedores de algunas de las marcas más populares de comida enlatada para mascotas, incluyendo Fancy Feast, Meow Mix e Iams. Las empresas han dicho que condenan rotundamente los abusos laborales y que están tomando medidas para prevenirlos, como trabajar con grupos de derechos humanos para conseguir subcontratistas responsables.

En abril, una semana después de la publicación del reportaje, el Ministro de Pesca de Indonesia efectuó un dramático rescate cuando funcionarios embarcaron a más de 300 esclavos y ex esclavos en seis barcos de pesca en Benjina para, tras una travesía nocturna de 17 horas, dejarlos en la isla de Tual donde viven en un campamento improvisado cerca del puerto.

Sin contar a los 59 camboyanos que se fueron el lunes para regresar a su país, la mayoría de los pescadores que siguen allí son de Mianmar, antes conocido como Birmania, y solo unos pocos proceden de Laos. Más de 200 personas más fueron identificadas en Benjina y están a la espera de los documentos que les permitan viajar de vuelta a sus casas.

Dharmanto dijo que las autoridades planean trasladar por aire a todos los sospechosos a la capital de Indonesia, Yakarta, una vez termine la investigación. La policía sigue interrogando a los guardas de seguridad de la empresa, que se espera que sean acusados también, agregó.

La investigación policial encontró que cientos de marineros extranjeros fueron reclutados en Tailandia y llevados a Indonesia utilizando documentos de inmigración y libretas de navegación falsos y los enrolaron en barcos donde fueron sometidos a brutales abusos laborales. Los sospechosos están acusados de encerrar a los pescadores entre uno y seis meses en una celda similar a la de una cárcel en las instalaciones de la empresa en Benjina.

La policía decomisó cinco buques de pesca supuestamente empleados por los sospechosos para tráfico de personas y prácticas similares a la esclavitud, además de docenas de docenas de pasaportes falsos y libretas de navegación.

Dharmanto dijo que las detenciones se realizaron luego de que la policía interrogase a más de 50 marineros extranjeros de Mianmar y Camboya, además de a 16 testigos incluyendo empleados de la empresa y oficiales de inmigración y portuarios.

____

El periodista de Associated Press Niniek Karmini contribuyó a este despacho desde Yakarta, Indonesia.