Activistas usan postura de Clinton para presionar a Obama

Algunos activistas están tratando de utilizar la postura de Hillary Rodham Clinton sobre inmigración para presionar al presidente Barack Obama a hacer más por los inmigrantes.

Clinton dijo la semana pasada que si es elegida presidenta, ampliaría las acciones ejecutivas que implementó Obama el año pasado para otorgar permisos legales de trabajo a millones de inmigrantes que están en el país sin permiso.

La Casa Blanca insiste en que Obama fue tan lejos como podía jurídicamente. Pero Clinton dijo que haría más que su colega demócrata, incluso extender la protección contra deportación para los padres de los llamados "dreamers": inmigrantes traídos ilegalmente al país cuando eran menores de edad.

Activistas del grupo #Not1More Campaign dijeron el lunes que enviaron una carta a la Casa Blanca en la que exhortan a Obama a seguir la indicación de Clinton.

"El presidente Obama podría realizar los cambios al sistema de ejecución de las leyes de inmigración delineados por Clinton, ahora", se afirma en la carta proporcionada a The Associated Press. "Si Hillary Clinton y el Partido Demócrata creen en estos cambios como algo más que temas de conversación, deberían tomar medidas para que el presidente Obama los promulgue inmediatamente con el apoyo apremiante y convincente de su partido".

La inmigración está emergiendo como un asunto importante en la campaña hacia la presidencia, y Clinton la ha utilizado para diferenciarse de sus adversarios republicanos, quienes se oponen a las medidas unilaterales tomadas por Obama.

Pero los comentarios de Clinton también abrieron una fisura con el actual presidente de su propio partido, una que los activistas en inmigración esperan utilizar en su provecho.

Cuando se preguntó a Josh Earnest, secretario de prensa de la Casa Blanca, sobre los comentarios de Clinton, dijo que Obama ya había ido tan lejos como podía.

"El presidente estuvo determinado a utilizar su autoridad tanto como fuera posible para tratar de traer una muy necesaria rendición de cuentas a nuestro agrietado sistema de inmigración. Y eso fue reflejado en el anuncio que realizó", dijo Earnest.

La carta de los activistas señaló además comentarios de Clinton que ponen en entredicho las condiciones en centros de detención de inmigrantes, y apremió a Obama a detener las detenciones de poblaciones vulnerables, incluidas mujeres embarazadas y personas transexuales.

Las acciones ejecutivas de Obama fueron impugnadas en tribunales y actualmente están suspendidas en espera del fallo de la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito.

El lunes, un grupo de miembros de la Cámara de Representantes y senadores anunciaron que estaban presentando un informe de amigo de la corte (amicus curiae) para apoyar un interdicto contra las acciones ejecutivas. Entre los firmantes están los senadores republicanos Ted Cruz de Texas y Marco Rubio de Florida, ambos precandidatos presidenciales. Un tercer senador republicano que busca la nominación de su partido a la presidencia, Rand Paul de Kentucky, no firmó.