Supuesto terrorista adolescente, ante una corte de Australia

Un joven de 17 años arrestado la semana pasada cuando la policía encontró supuestamente tres bombas caseras en su vivienda familiar en la segunda ciudad de Australia, compareció el lunes ante un tribunal acusado de delitos de terrorismo.

El chico, que al ser menor de edad no puede ser identificado públicamente, quedó en prisión preventiva tras una breve vista en el Tribunal de Menores de Melbourne durante la cual fue acusado de planear un atentado terrorista en algún punto del estado de Victoria y de posesión de elementos vinculados a actos terroristas.

Si es declarado culpable, podría enfrentarse a una condena de cadena perpetua.

El acusado no se declaró ni culpable ni inocente ni solicitó fianza. Volverá al tribunal el 26 de mayo.

Durante la vista, el joven estuvo sentado en el banquillo flanqueado por la policía. Nadie de su familia estuvo presente en la sala.

Hijo de un médico sirio, el chico fue arrestado el viernes en el exterior de su casa en el suburbio Glenvale, en Melbourne, en una operación policial contra el terrorismo. El departamento de artificieros del cuerpo detonó los tres explosivos hallados en la vivienda.

La policía explicó que el ataque era inminente, pero no dijo dónde o cuándo tenía previsto detonar las bombas.