Muere general norcoreano que estaría detrás de ataque al Sur

El general del ejército de Corea del Norte que según su archirrival, Corea del Sur, estaría detrás de dos ataques al país que causaron 50 muertos en 2010, falleció el domingo. Tenía 77 años.

El principal periódico norcoreano, Rodong sinmun, dijo el lunes que Kim Kyok Sik falleció el domingo por un fallo respiratorio.

Kim era el comandante de los batallones que, según funcionarios surcoreanos, perpetraron el ataque con torpedos sobre un buque de guerra de Seúl en marzo de 2010 y ataques con artillería a una isla fronteriza en noviembre de ese año. Pyongyang negó ser responsable del incidente con los misiles.

Estos ataques dispararon las hostilidades entre las Coreas, que están separadas por la frontera más militarizada del mundo desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953). Las sanciones económicas surcoreanas y otras medidas sancionadoras impuestas tras el supuesto ataque norcoreano siguen vigentes y son una fuente de tensión entre las dos naciones rivales.

Tras el hundimiento del buque de guerra surcoreano, Kim, un general de cuatro estrellas del ejército, fue ministro de Fuerzas Armadas -- el equivalente a jefe de Defensa en el Sur -- y presidente del Estado Mayor de la Defensa. El último empleo oficial de Kim fue como miembro del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores y delegado en la asamblea legislativa.

El periódico norcoreano dijo que el fallecimiento de Kim es "una pena" para el país, agregando que recibió un montón de condecoraciones estatales por labores no especificadas y logros para Corea del Norte y su pueblo. El medio no mencionó los ataques de 2010.

Kim, nacido en una familia de agricultores que regentaban una granja durante la ocupación colonial de Japón de la península, entre 1910 y 1945, vivió en la pobreza antes de enrolarse en el ejército cuando el territorio fue liberado al final de la Segunda Mundial, en 1945.

Lim Byeong Cheol, vocero del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, declinó realizar comentarios sobre la muerte de Kim.