Industria vitivinícola de Oregon quiere participar en TLC

La industria vitivinícola de Oregon ha encontrado su propio camino en los últimos años, las bodegas han aumentado de número y los viñedos de superficie.

Ahora, el sector quiere su inclusión en el acuerdo comercial transpacífico que el presidente Barack Obama ha venido a promover a Oregon.

Los dueños de los viñedos y los fabricantes de vino afirman que el acuerdo comercial reduciría las tarifas y otras barreras, contribuiría a la apertura de mercados en el extranjero y aumentaría el empleo en Oregon.

Sin embargo, los detractores afirman que el pacto podría ser perjudicial para los trabajadores agrícolas. Eso ocurrió en México con el Acuerdo de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN, o NAFTA por sus siglas en inglés) que entró en vigencia en 1994.

El aumento de las exportaciones de maíz de Estados Unidos a México con el NAFTA causó la marginación de millones de pequeños campesinos mexicanos. Muchos cruzaron después a territorio estadounidense sin autorización legal en busca de trabajo en el sector agrícola.

La industria vitivinícola de Oregon tiene un impacto económico de 3.300 millones de dólares en el estado, incluidos el valor de las cosechas, ventas, empleos y servicios.