Correa niega roces con Fernández por Chevron

El presidente de Ecuador Rafael Correa negó el jueves tener roces con su colega argentina Cristina Fernández por el acuerdo que la mandataria firmó con Chevron para la explotación de uno de los mayores reservorios de hidrocarburos no convencionales del planeta justo en momentos que el gobierno ecuatoriano mantiene un litigio contra el gigante petrolero estadounidense por contaminación.

Correa llegó a Buenos Aires para inaugurar un encuentro interamericano de scouts y apenas pisó suelo argentino salió al cruce de versiones periodísticas sobre un supuesto enojo del mandatario con Fernández por la alianza entre la petrolera YPF de Argentina y Chevron para el desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, en la Patagonia argentina.

"Por si acaso, por cualquier especulación, por favor tomen nota. Ahí leía en el avión algunos artículos de prensa bastante equivocados. Nosotros confiamos totalmente en Cristina Fernández de Kirchner y si Cristina Fernández de Kirchner hubiera sido presidenta de Ecuador en la época en que Texaco destruyó la selva ecuatoriana, eso jamás lo hubiera permitido", dijo Correa en una declaración a la prensa en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery apenas arribado.

"Todo nuestro apoyo al gobierno de Cristina", indicó el mandatario, quien no aceptó preguntas. Si bien la visita no es oficial, su agenda contemplaba una reunión con Fernández en la residencia presidencial de Olivos el jueves por la noche.

Dos días antes de su visita a Buenos Aires, Correa lanzó una campaña internacional a la que denominó "La mano sucia de Chevron" con el objetivo de demostrar "la contaminación, (y) la destrucción ambiental que esta transnacional dejó en nuestra amazonia".

Una corte judicial ecuatoriana sentenció a Chevron en 2012 al pago de más de 19.000 millones de dólares por daño ambiental que causó Texaco, a la cual adquirió en 2001. Chevron se niega cumplir con el fallo y aduce que el juicio está plagado de irregularidades. También sostiene que fueron las propias autoridades ecuatorianas las que en 1998 liberaron a Texaco de toda responsabilidad futura tras reparar el daño provocado.

El martes Correa hizo un llamado a la comunidad mundial en general "a acompañarnos en esta lucha, a no comprar productos de Chevron, a no utilizar las gasolineras de Chevron".

Chevron fue el primer socio de peso que YPF consiguió para explotar Vaca Muerta, el tercer reservorio de petróleo y gas no convencional del mundo. Tras arduas negociaciones, la petrolera estadounidense se comprometió a fines de agosto a una primera inversión de 1.240 millones de dólares para la perforación de pozos en un área de 20 km2 en Vaca Muerta.