Granada gana segundo al hilo y sigue soñando

El Granada hilvanó el sábado su segunda victoria seguida bajo el timón de José Ramón Sandoval, 2-0 sobre el visitante Córdoba, y sigue vivo en la lucha por la permanencia en la liga española.

Aunque continúa en la zona del descenso, el equipo rojiblanco escaló transitoriamente del penúltimo al 18vo lugar de la clasificación, ahora con 31 puntos y pendiente de lo que haga el 19no Deportivo La Coruña al cierre de la jornada, en visita al Athletic de Bilbao.

El central Diego Mainz abrió el marcador por el Granada a los 45 minutos, y Youssef El-Arabi amplió de penal a los 69. El Córdoba, que sufrió las expulsiones de Iñigo López (30) y el argentino Fede Cartabia (78), cuenta 20 unidades y ya está matemáticamente descendido a la segunda división.

El Barcelona lidera la clasificación con 87 puntos y recibe a continuación a la Real Sociedad. El Real Madrid es segundo con 85 unidades y juega también de local frente al cuarto clasificado Valencia.

La disputa de las dos últimas fechas sigue en el aire tras el paro declarado por la federación y el sindicato de futbolistas españoles a partir del 16 de mayo; una huelga que fue impugnada judicialmente el jueves por la liga profesional.

El Granada se jugaba la permanencia ante un Córdoba sin mayor aliciente que competir una jornada más en la primera división, y los locales fueron por el partido desde el inicio, marrando primero un remate claro El-Arabi, y forzando luego dos buenas intervenciones de Juan Carlos Marín, en zapatazo lejano de Javi Márquez y cabezazo a quemarropa de Jean-Sylvain Babin, desviado al poste por el arquero.

La expulsión por doble tarjeta amarilla del visitante López acabó siendo una losa demasiado pesada para el Córdoba, que permitió el primer gol de Mainz en tiro de esquina cabeceado por el central.

El segundo cayó tras la reanudación y después de que Aleksandar Pantic cometiera penal sobre Rubén Rochina. El-Arabi convirtió el lanzamiento y desencadenó un feo final para el cuadro cordobés, que también vio como Cartabia era expulsado por protestar.