El presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes dijo que ese foro está trabajando en una reforma a las leyes de inmigración en momentos que buena parte de la atención del Congreso se centra en las disputas por la aprobación del presupuesto y la deuda federal.

Bob Goodlatte, republicano por Virginia, dijo que el tema migratorio necesita ser resuelto y que se viene trabajando tras bambalinas para conseguir ese objetivo.

Miembros de su comisión vienen trabajando en cuatro proyectos de ley que abordan diversos temas de inmigración, además de los cuatro que la comisión ya ha aprobado. Goodlatte no ofreció detalles sobre las iniciativas pero él y otros ya habían discutido proyectos para otorgar visas a trabajadores poco calificados, así como una para dar a las personas traídas ilegalmente al país cuando eran niños "un camino ganado a la ciudadanía", como lo describió el jueves.

Goodlatte también ha planteado la necesidad de cambiar los programas de asilo y refugio y, en un asunto más controversial, el estatus de los 11 millones de personas que viven ilegalmente en el país.

Su comisión ya aprobó un proyecto de ley sobre trabajadores agrícolas, otro sobre visas para personas de alta calificación, un tercero para fortalecer las leyes de inmigración y dar autoridad a los gobiernos locales para hacerlas cumplir, y una cuarta que exige a las empresas verificar el estatus legal de sus empleados.

Este enfoque es opuesto al del Senado, liderado por los demócratas, que en junio aprobó una ley integral y de gran alcance que incluye miles de millones de dólares para fortalecer la seguridad en la frontera con México, nuevos programas de visas y un camino a la ciudadanía para los inmigrantes que ya viven en el país sin autorización.

"Es un enfoque de paso a paso. Tenemos objeciones sobre el proyecto de ley del Senado, pero no decimos queremos acabar con la iniciativa del Senado", dijo Goodlatte en una reunión organizada por representantes republicanos con líderes hispanos de ese partido para celebrar el Mes de la Hispanidad. "Decimos que queremos una reforma inmigratoria apropiada".

Goodlatte dijo que le gustaría que el pleno de la Cámara vote el próximo mes sobre los proyectos aprobados por la comisión. Aunque no está claro qué sucederá, tal enfoque pudiera resultar en que la Cámara apruebe un paquete de iniciativas que a su vez pudieran llevar a negociaciones con el Senado sobre un proyecto de ley negociado de inmigración. El tema es uno de los principales de la agenda del presidente Barack Obama en su segundo período.

Pero la agenda de otoño de la Cámara está abrumada por batallas fiscales que se han impuesto en el cronograma de trabajo de los legisladores y han hecho a un lado a la reforma migratoria, un tema por el que muchos republicanos de base no tienen mucho apetito.

Goodlatte prometió que el enfoque de la Cámara abordaría los principales problemas del sistema de inmigración: el cumplimiento de la ley y la seguridad, la inmigración legal y el estatus de millones de personas que viven en el país sin autorización.

Como en el pasado, Goodlatte rechazó el "camino especial a la ciudadanía" que dijo que forma parte del proyecto de ley del Senado, y en su lugar afirmó que los inmigrantes que viven en el país ilegalmente --excepto los que fueron traídos cuando eran niños-- deben tener la oportunidad de legalizar su situación, y entonces usar las vías existentes en la ley, como los patrocinios de empresas que les soliciten una visa de trabajo o la reunificación familiar, para conseguir la ciudadanía.

Defensores de los inmigrantes ven la posibilidad de un acuerdo con este enfoque.

"Eso no significará que todas las personas que vinieron ilegalmente al país recibirán la ciudadanía, pero opino que sería una solución importante al problema", dijo Goodlatte.

Para las personas que fueron traídas cuando eran niños, llamados dreamers, Goodlatte apoyó lo que calificó de una "vía ganada" a la ciudadanía que ofrezca a la gente un estatus legal y les permita solicitar la ciudadanía por razones de educación, servicio militar y otras.