Avioneta cae en autopista de Atlanta, mueren 4 personas

Una avioneta de pasajeros se estrelló el viernes en una carretera interestatal de Atlanta y murieron sus cuatro ocupantes.

El Piper PA-32 rozó un tractor remolque antes de estrellarse y provocó un intenso incendio en la transitada carretera.

La avioneta había despegado del aeropuerto DeKalb Peachtree y al parecer enfrentó dificultades poco después, informó Kathleen Bergen, portavoz de la Administración Federal de Aviación.

El automovilista Don McGhee dijo que vio cuando el aparato estuvo a punto de embestir un poste del semáforo en una rampa de la carretera. "Parecía que el piloto estuviera esforzándose. Se vio cuando trataba de elevar el avión y subió un poco, pero de pronto se cayó", dijo. "Causó un gran incendio".

Los testigos dijeron que las llamas impidieron que nadie pudiera ayudar a las víctimas. Uno de quienes lo intentó fue el camionero Gerald Smith. Dijo que cuando vio precipitarse el avión apenas tuvo tiempo para frenar. Agregó que la avioneta rozó su vehículo "y enseguida miré a mi izquierda y vi que el avión había chocado contra la separación de carriles. Empecé a caminar en esa dirección, pero estaba en llamas y no había manera de ayudar a nadie a tratar de salir del avión".

El capitán de bomberos de DeKalb, Eric Jackson, dijo que las cuatro personas a bordo murieron y las autoridades no revelaron inmediatamente sus nombres. El avión estuvo a punto de embestir un vehículo conducido por un exbombero de DeKalb, además del camión.

"Fue un milagro, verdaderamente un milagro, que no haya impactado otros vehículos", comentó Jackson a la prensa.

Los restos calcinados del avión se podían ver en la parte que separa a los carriles donde se estrelló. Una hélice estaba sobre la carretera a más de 10 metros (40 pies) del grueso de los restos.

La interestatal 285 quedó cerrada en ambas direcciones, lo que causó enormes embotellamientos. El Departamento de Transporte de Georgia dijo que algunos carriles cerca del lugar del accidente podrían estar cerrados durante ocho horas. Jackson explicó que el lugar del accidente debía ser preservado intacto para el trabajo de los investigadores.