La directora gerente del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde llamó el jueves a Estados Unidos a evitar "poner un freno a este inicio de recuperación" al no resolver el estancamiento sobre el presupuesto y recortar en exceso los gastos gubernamentales.

Fuertes críticas a los severos recortes de los gastos federales impuestos en marzo en Estados Unidos han sido un tema central en los discursos de Lagarde en meses recientes. La directora del FMI le dijo a la Cámara de Comercio en Washington que el recorte de presupuesto en Estados Unidos "es esta forma abrupta y relativamente a ciegas es excesivo".

Dijo que el crecimiento económico estadounidense este año, que se espera quede por debajo de 2%, es más débil que lo que desearía el Fondo. Y dijo que los fuertes recortes presupuestarios fueron la razón principal para el débil crecimiento. Lagarde agregó que el FMI espera que el crecimiento estadounidense se acelere aproximadamente en un punto porcentual.

Pero incluso con esa aceleración, e indicios de que Europa está saliendo de su recesión, dijo que el Fondo prevé un crecimiento global lento.

Las economías avanzadas están en mejor posición que lo que estaban hace seis años. Pero los países en desarrollo que ayudaron a mantener la economía global a flote durante la reciente crisis económica ahora se están desacelerando, dijo la jefa del Fondo.

Lagarde habló unas pocas semanas antes de que el FMI se dispone a dar a conocer sus nuevos pronósticos económicos globales previos a la reunión semestral de la agencia en Washington.

Lagarde dijo que la pelea en la capital estadounidense sobre el presupuesto y el límite de la deuda federal es potencialmente desestabilizadora.

"Es esencial resolver eso -- y mientras más pronto, mejor -- por la confianza, por los mercados y por la economía real", dijo.

La Reserva Federal, en su sorpresiva decisión el miércoles de no reducir su programa de estímulo económico, dijo que el estancamiento presupuestario en el Congreso y la amenaza de un cierre del gobierno están frenando el crecimiento y poniendo en riesgo la economía.

Lagarde llamó además a Estados Unidos a respaldar las reformas internas del FMI que buscan dar a los países en desarrollo más poder en la agencia de 188 miembros, creada en 1944 para proveer préstamos de emergencia y respaldo financiero a países con dificultades económicas.

Las reformas fortalecerán la capacidad del Fondo para prevenir y resolver crisis financieras, dijo Lagarde.